Lista de Páginas Aduanas Internacionales
  • Aduanas Internacionales
  • Clasificación arancelaria
  • Valor aduanero
  • Cálculo de aranceles y tipos
  • Origen mercancía
  • Acuerdos comerciales Internacionales-ALC-Acuerdos de Libre Comercio
  • Medidas e Instrumentos de defensa comercial-Aranceles
  • Herramientas arancelarias internacionales por país
  • VALOR ADUANERO

    Contenido de esta página:

    VALOR ADUANERO

    Ya sabes cómo clasificar la mercancía que vas a exportar o importar, y quien te podría ayudar llegado el caso.

    Ahora vas a ver el valor sobre el que se va a calcular el arancel, ya que no va a ser muchas veces el valor de factura, sino que puede ser un importe mayor o menor.

    Valoración en aduana.

    No tienes acceso a esta parte del contenido. Regístrate, o inicia sesión seguidamente.

    Este contenido está restringido a suscriptores

    llamado también Código de Valoración del GATT,

    Instrucción 1/2004, de 27 de febrero, de la Dirección General de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, de valoración en aduanas de las mercancías.

    https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-2004-4668

    El valor en aduana se refiere al cálculo del valor económico de las mercancías declaradas para la entrada en la frontera.

    Lo más importante es que los derechos de aduana (y el IVA) se calculan, normalmente, como un porcentaje del valor de las mercancías.

    Las empresas y las autoridades aduaneras deben disponer de normas claras sobre cómo valorar los bienes.

    Una vez determinado el valor de las mercancías, puede tenerse en cuenta el arancel aduanero que, junto con el origen del producto, que veremos más adelante, poder calcular el derecho de aduana total.

    Si bien existen normas comunes para la valoración en aduana en la UE, las prácticas de valoración pueden variar de un país a otro.

    El GATT de 1947 y el GATT de 1994: ¿Cuál es la diferencia?

    El GATT de 1947 es un tratado internacional extinto anterior al Acuerdo sobre la OMC.

    Inicialmente, el GATT de 1947 debía formar parte de la Carta de La Habana para una Organización Internacional de Comercio negociada durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Empleo celebrada en Cuba del 21 de noviembre de 1947 al 24 de marzo de 1948.

    A partir del 1° de enero de 1948, el GATT de 1947 se aplicó mediante un Protocolo de Aplicación Provisional.

    Como la Carta de La Habana nunca entró en vigor, el GATT de 1947 permaneció en vigor provisionalmente hasta que sus disposiciones pasaron a formar parte del GATT de 1994, que a su vez es uno de los componentes del Acuerdo sobre la OMC.

    En diciembre de 1994, es decir, después de la adopción, pero antes de la entrada en vigor del Acuerdo sobre la OMC, las PARTES CONTRATANTES del GATT decidieron que «los instrumentos jurídicos por medio de los cuales las partes contratantes aplican el GATT de 1947 terminarán un año después de la fecha de entrada en vigor del Acuerdo sobre la OMC», es decir, el 1° de enero de 1996 (documento PC/12, L/7583).

    El Acuerdo sobre la OMC, por el que se estableció la Organización Mundial del Comercio, entró en vigor el 1° de enero de 1995.

    El Anexo 1A del Acuerdo sobre la OMC contiene el GATT de 1994, que incorpora por referencia (y con algunos ajustes que reflejan el hecho de que, a diferencia del GATT de 1947, la OMC es una organización internacional auténtica), «las disposiciones del GATT de 1947»; el GATT de 1994 también incluye seis Entendimientos relativos a artículos del GATT de 1947, aranceles y Protocolos de Adhesión, y decisiones adoptadas al amparo del GATT entre 1948 y 1994 como parte de lo que a menudo se denomina el «acervo del GATT».

    El GATT de 1994 es «jurídicamente distinto» del GATT de 1947, como queda confirmado en el párrafo 4 del artículo II del Acuerdo sobre la OMC.

    Las disposiciones del GATT de 1947, incorporadas en el GATT de 1994, siguen teniendo efecto jurídico como parte del GATT de 1994, que a su vez es uno de los componentes del Acuerdo sobre la OMC.

    Tengan presente que es posible que en otras partes del sitio Web de la OMC no se hagan las distinciones jurídicas anteriores en todos los casos, y puede hacerse referencia al «GATT», al «GATT de 1947» y al «GATT de 1994» indistintamente.

    ¿Qué entendemos por valor en aduana?

    EL VALOR EN ADUANA

    No tienes acceso a esta parte del contenido. Regístrate, o inicia sesión seguidamente.

    Este contenido está restringido a suscriptores

    Artículo 71

    Elementos del valor de transacción

    Artículo 72

    Elementos que no deben incluirse en el valor en aduana.

    Artículo 73 Simplificación

    Artículo 74 Métodos secundarios de valoración en aduana

    Concepto de valor en aduana – según la AEAT

    No tienes acceso a esta parte del contenido. Regístrate, o inicia sesión seguidamente.

    Este contenido está restringido a suscriptores

    Es importante saber cuál es el valor en aduana de una mercancía para la aplicación del arancel aduanero de las Comunidades europeas, así como de otras medidas distintas de las arancelarias establecidas por disposiciones comunitarias específicas en el marco de los intercambios de mercancías.

    El valor en aduana de las mercancías importadas será su valor de transacción, es decir, el precio realmente pagado o por pagar por las mercancías cuando éstas se vendan para su exportación al territorio aduanero de la Unión, ajustado, en su caso.

    Con carácter general, el valor en aduana es la base imponible de la deuda aduanera, calculada de conformidad con lo establecido en los artículos 69 y siguientes del Código Aduanero de la Unión (CAU).

    El cálculo de la base imponible puede hacerse sobre una magnitud física (el bien o producto), sobre el valor que tenga la mercancía o, sobre una combinación de ambas.

    Aplicándose sobre ellas unos derechos específicos, ad valorem, o mixtos, respectivamente.

    Valor de transacción. Ajustes sobre el valor de transacción

    Para determinar el valor en aduana se sumarán al precio realmente pagado o por pagar los siguientes elementos en la medida en que los soporte el comprador y no estén incluidos en el precio realmente pagado o que debe pagarse por las mercancías:

    • las comisiones y los gastos de corretaje, salvo las comisiones de compra,
    • el coste de los envases que, a efectos aduaneros, formen un todo con la mercancía,
    • el coste de embalaje (mano de obra y materiales);
    • el valor, imputado en forma adecuada, de los siguientes bienes y servicios, cuando hayan sido suministrados directa o indirectamente por el comprador, gratuitamente o a precios reducidos, y utilizados en la producción y venta para la exportación de las mercancías importadas, en la medida en que dicho valor no esté incluido en el precio realmente pagado o por pagar:
    • materiales, componentes, partes y elementos similares,
    • herramientas, matrices, moldes y objetos similares,
    • trabajos de ingeniería, de desarrollo, artísticos y de diseño, planos y croquis, realizados fuera de la Unión y necesarios para la producción de las mercancías importadas;
    • los cánones y derechos de licencia relacionados con las mercancías objeto de valoración, que el comprador esté obligado a pagar, directa o indirectamente, como condición de la venta de dichas mercancías, en la medida en que tales cánones y derechos de licencia no estén incluidos en el precio realmente  pagado o por pagar,
    • el valor de cualquier parte del producto de una posterior reventa, cesión o utilización de las mercancías importadas, que revierta directa o indirectamente al vendedor,

    los siguientes costes hasta el lugar por donde se introducen las mercancías en el territorio aduanero de la Unión:

    • los gastos de transporte y de seguro de las mercancías importadas,
    • los gastos de carga y de manipulación asociados al transporte de las mercancías importadas.

    Al determinar el valor en aduana, no se incluirán los siguientes elementos:

    • los gastos de transporte de las mercancías importadas, después de su entrada en el territorio aduanero de la Unión,
    • los gastos de construcción, instalación, montaje, mantenimiento o asistencia técnica, realizados después de la entrada de las mercancías importadas en el territorio aduanero de la Unión,
    • intereses derivados de un acuerdo de financiación concertado por el comprador,
    • derechos de reproducción en la Unión de las mercancías importadas,
    • las comisiones de compra,
    • los derechos de importación y otros gravámenes pagaderos en la Unión como consecuencia de la importación o la venta de las mercancías.

    Valor de transacción. Base imponible

    La base imponible para calcular los derechos de aduanas o aranceles es el valor en aduana de las mercancías que se quieren importar.

    El valor en aduana se calcula, generalmente, sobre el valor de transacción de la mercancía. Este valor pueda ser objeto de ajustes, positivos o negativos, en función de las condiciones de entrega, vinculaciones, cánones, etc.

    La base imponible del IVA es la siguiente:

    Al valor en aduana, determinados según la normativa aduanera se le suman los derechos arancelarios calculados conforme al  apartado anterior, más todos los impuestos que le correspondan según el producto importado.

    Calculada la base imponible del IVA se le aplica el tipo impositivo que corresponda, determinando la cuota de IVA.

    Condiciones:

    No tienes acceso a esta parte del contenido. Regístrate, o inicia sesión seguidamente.

    Este contenido está restringido a suscriptores

    Valor de transacción. Definición

    Es el método principal de valoración en aduanas.

    Es el precio realmente  pagado o por pagar por las mercancías cuando éstas se vendan para su exportación  al territorio aduanero de la Unión, ajustado, en su caso.

    El valor de transacción se aplicará siempre que se cumplan las condiciones siguientes:

    • que no existan restricciones para la utilización o disposición de las mercancías por parte del comprador
    • que ni la venta ni el precio estén sujetos a condiciones o consideraciones que impidan determinar el valor de las mercancías que deban valorarse,
    • que ninguno de los beneficios derivados de la reventa, cesión o utilización posterior de las mercancías por el comprador repercuta directa o indirectamente en el vendedor, salvo que el valor pueda ajustarse convenientemente
    • que no exista vinculación entre comprador y vendedor o la vinculación no tenga influencia en el precio

    De la definición del valor de transacción se desprende que para poder aplicar el método del valor de transacción como método de valoración es necesario que exista una venta y que esa venta haya sido para la exportación al territorio aduanero de la Unión, lo que supone en primer término, excluir a aquellas transacciones que no lo son.

    No existe venta cuando se efectúa un suministro gratuito (regalos, donaciones, muestras etc.) mercancías importadas en ejecución de un contrato de alquiler o de leasing, mercancías entregadas en préstamo que siguen siendo propiedad del expedidor, etc.

    En estos casos deberemos recurrir a otros métodos distintos al método del valor de transacción.

    La venta debe realizarse, igualmente, para la exportación con destino al territorio aduanero de la Unión, sin que sea relevante el lugar de residencia del vendedor, que puede estar en cualquier país, incluso en el país de importación.

    Valor de transacción. Ajustes sobre el valor de transacción

    Para determinar el valor en aduana se sumarán al precio realmente pagado o por pagar:

    1. los siguientes elementos en la medida en que los soporte el comprador y no estén incluidos en el precio realmente pagado o que debe pagarse por las mercancías:
      • las comisiones y los gastos de corretaje, salvo las comisiones de compra
      • el coste de los envases que, a efectos aduaneros, formen un todo con la mercancía
      • el coste de embalaje (mano de obra y materiales)
    2. el valor, imputado en forma adecuada, de los siguientes bienes y servicios, cuando hayan sido suministrados directa o indirectamente por el comprador, gratuitamente o a precios reducidos, y utilizados en la producción y venta para la exportación de las mercancías importadas, en la medida en que dicho valor no esté incluido en el precio realmente  pagado o por pagar:
      • materiales, componentes, partes y elementos similares
      • herramientas, matrices, moldes y objetos similares
      • trabajos de ingeniería, de desarrollo, artísticos y de diseño, planos y croquis, realizados fuera de la Unión y necesarios para la producción  de  las mercancías importadas
    3. los cánones y derechos de licencia relacionados con  las mercancías objeto de valoración, que el comprador esté obligado a pagar, directa o indirectamente, como condición de la venta de dichas mercancías,  en la medida en que tales cánones y derechos de licencia no estén incluidos en el precio realmente  pagado o por pagar
    4. el valor de cualquier parte del producto de una posterior reventa, cesión o utilización  de las mercancías importadas, que revierta directa o indirectamente al vendedor
    5. los siguientes costes hasta el lugar por donde se introducen las mercancías en el territorio aduanero de la Unión:
      • los gastos de transporte y de seguro de las mercancías importadas
      • los gastos de carga y de manipulación asociados al transporte de las mercancías importadas

    Al determinar el valor en aduana, no se incluirán  los siguientes elementos:

    • los gastos de transporte de las mercancías importadas, después de su entrada en el territorio aduanero de la Unión
    • los gastos de construcción, instalación, montaje, mantenimiento o asistencia técnica, realizados después de la entrada de las mercancías importadas en el territorio aduanero de la Unión
    • intereses derivados de un acuerdo de financiación concertado por el comprador
    • derechos  de reproducción en la Unión de las mercancías importadas
    • las comisiones de compra
    • los derechos de importación y otros gravámenes pagaderos en la Unión como consecuencia de la importación o la venta de las mercancías

    Valor de transacción. Base imponible

    1. La base imponible para calcular los derechos de aduanas o aranceles es el valor en aduana de las mercancías que se quieren importar.
      • El valor en aduana se calcula, generalmente, sobre el valor de transacción de la mercancía. Este valor pueda ser objeto de ajustes, positivos o negativos, en función de las condiciones de entrega, vinculaciones, cánones, etc.
    2. La base imponible del  IVA es la siguiente:
      • Al valor en aduana, determinados según la normativa aduanera se le suman los derechos arancelarios calculados conforme al  apartado anterior, más todos los impuestos que le correspondan según el producto importado.

    Calculada la base imponible del IVA se le aplica el tipo impositivo que corresponda, determinando la cuota de IVA.

    CASOS ESPECIALES DE VALORACIÓN.

    Hay ocasiones en que, por la particular naturaleza de las mercancías que se han de valorar o por las circunstancias de las operaciones determinantes de la importación, no es posible aplicar el método del valor de transacción ni de los secundarios. 

    Esto puede suceder con los vehículos y maquinaria usados, las mercancías importadas en virtud de un contrato de alquiler o leasing, etc. En tales supuestos, es preciso recurrir al artículo 74.3 del Código Aduanero de la Unión y 144 del Reglamento de Ejecución 2447/2015, utilizando criterios razonables, compatibles con los principios y disposiciones generales del Acuerdo de Valoración del GATT y del artículo VII del Acuerdo General sobre Aranceles de Aduanas y Comercio (GATT). 

    Algunos criterios para casos especiales de valoración figuran en la Instrucción 1/2004, de 27 de febrero, de la Dirección General de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, de valoración en aduanas de las mercancías.

    No tienes acceso a esta parte del contenido. Regístrate, o inicia sesión seguidamente.

    Este contenido está restringido a suscriptores

    – En el caso de vehículos usados, excepto coches de época que se valorarán por el valor de transacción, maquinaria y efectos comerciales usados, aviones y buque usados, se aplicarán coeficientes a valor nuevo dependiendo de la antigüedad de estas mercancías.

    – Mercancía facturada con un valor provisional, cuando el valor de ésta dependa de un análisis posterior a la introducción de la mercancía en la UE, por ejemplo, metales preciosos.

    Se admite un valor provisional según se haya reflejado en la factura comercial, se practicará una liquidación provisional, para posteriormente ajustarse esta liquidación al importe definitivo que facturará el vendedor con un ingreso suplementario o devolución de parte de los derechos arancelarios pagados.

    – Mercancías importadas como consecuencia de un contrato de alquiler o leasing. El valor en aduana se establecerá atendiendo a los alquileres previstos en el contrato de arrendamiento y durante el tiempo que se haya fijado.

    – Mermas o excesos, cuando el precio final de la mercancía dependa de una magnitud física, volumen, superficie, unidades, etc., a la llegada de la mercancía a destino. Estos casos no se suelen dar, ya que generalmente el comprador y vendedor cubren estas mermas con un seguro. En todo caso la aduana consideraría la factura de compra como provisional hasta realizar los ajustes de peso, volumen, etc.

    Habrá casos en los que no será posible utilizar el valor de transacción que hemos visto, el método general, también por que la autoridad aduanera dude de su veracidad.

    Cuando esto sucede se tiene que hacer uso de los siguientes métodos de valoración secundarios.

    Seguidamente vamos a ver los métodos secundarios de valoración.

    Métodos secundarios de valoración. Cuando se utilizan y cuáles son

    En los casos en que no se pueda determinar el valor en aduana utilizando el valor de transacción, la normativa sobre valoración aduanera tiene previstos cinco procedimientos secundarios para determinar dicho valor:

    1.    Valor de transacción de mercancías idénticas.
    2.    Valor de transacción de mercancías similares.
    3.    Procedimiento sustractivo o deductivo (precio unitario).
    4.    Procedimiento aditivo o del valor calculado.   
    5.    Procedimiento del último recurso.

    Importante: Estos métodos deben aplicarse en el mismo orden en que se enumeran (salvo 3 y 4, que pueden invertirse).

    Métodos secundarios de valoración. Valor de transacción de mercancías idénticas

    El valor de transacción de mercancías idénticas se utiliza en el caso de no poder aplicar el método principal de valor de transacción, y es el que tendrían otras mercancías idénticas a las importadas, producidas en el mismo país y que sean iguales en todos los aspectos, incluidas sus características físicas, su calidad y su prestigio comercial. Las pequeñas diferencias de aspecto no impedirán que se consideren idénticas las mercancías que en todo lo demás se ajusten a la definición.

    No tienes acceso a esta parte del contenido. Regístrate, o inicia sesión seguidamente.

    Este contenido está restringido a suscriptores

    El valor en Aduana se determina en virtud del valor de transacción de mercancías idénticas, vendidas para su exportación con destino a la Comunidad y en el mismo momento de las mercancías a valorar o en un momento aproximado.

    Se entiende por MERCANCÍAS IDÉNTICAS, las producidas en el mismo país y por el mismo productor, que sean iguales en todo (características físicas, calidad y prestigio comercial) a las mercancías objeto de valoración.

    El GATT a su vez indica:

    El valor de transacción se calcula de la misma manera con respecto a mercancías idénticas, que han de responder a los siguientes criterios:

    • ser iguales en todos los aspectos, con inclusión de sus características físicas, calidad y prestigio comercial;
    • haberse producido en el mismo país que las mercancías objeto de valoración;
    • y que las haya producido el productor de las mercancías objeto de valoración.

    Para que pueda aplicarse este método, las mercancías deben haberse vendido al mismo país de importación que las mercancías objeto de valoración. Deben también haberse exportado en el mismo momento que las mercancías objeto de valoración, o en un momento aproximado.

    Excepciones

    Se admiten algunas excepciones, en particular:

    • cuando no existan mercancías idénticas producidas por la misma persona en el país de producción de las mercancías objeto de valoración, podrán tenerse en cuenta mercancías idénticas producidas por una persona diferente en el mismo país;
    • las pequeñas diferencias de aspecto no impedirán que se consideren como idénticas las mercancías que en todo lo demás se ajusten a la definición.

    La definición excluye las mercancías importadas que incluyen trabajos de ingeniería, trabajos artísticos, etc. suministrados por el comprador al productor de las mercancías gratis o a precio reducido, realizados en el país de importación y que no hayan sido objeto de un ajuste en virtud del artículo 8.

    Métodos secundarios de valoración. Valor de transacción de mercancías similares

    El valor de transacción de mercancías similares, sustitutivo del valor de transacción como método principal,  y del valor de mercancías idénticas, es el aplicable a otras mercancías similares a las importadas, producidas en el mismo país y que, sin ser iguales en todos los aspectos, presenten unas características y una composición semejantes que les permitan cumplir las mismas funciones y ser comercialmente intercambiables. Para determinar si unas mercancías son similares habrá que tomar en consideración, entre otros factores, su calidad, su prestigio comercial y la existencia de una marca de fábrica o de comercio.

    No tienes acceso a esta parte del contenido. Regístrate, o inicia sesión seguidamente.

    Este contenido está restringido a suscriptores

    Según este método, el valor en Aduana viene determinado por el valor de transacción de mercancías similares, vendidas para su exportación con destino a la Comunidad y en el mismo momento de las mercancías a valorar o en uno aproximado.

    Se entiende por MERCANCÍAS SIMILARES, aquellas producidas en el mismo país que, no siendo iguales en todos los conceptos, presentan características y composición semejantes, lo que les permite cumplir las mismas funciones y ser comercialmente intercambiables.

    El GATT a su vez indica:

    Método 3: Valor de transacción de mercancías similares (artículo 3)

    El valor de transacción se calcula de la misma manera con respecto a mercancías similares, que han de responder a los siguientes criterios:

    • que sean muy semejantes a las mercancías objeto de valoración en lo que se refiere a su composición y características;
    • que puedan cumplir las mismas funciones que las mercancías objeto de valoración y ser comercialmente intercambiables;
    • que se hayan producido en el mismo país y por el mismo productor de las mercancías objeto de valoración. Para que pueda utilizarse este método, las mercancías deben haberse vendido al mismo país de importación que las mercancías objeto de valoración. Deben también haberse exportado en el mismo momento que las mercancías objeto de valoración, o en un momento aproximado.

    Métodos secundarios de valoración. Método deductivo (precio unitario)

    Cuando no existe el valor de transacción como método principal, ni de mercancías idénticas ni similares, se determinará el valor en aduana  aplicando el método deductivo o sustractivo: a partir del precio unitario al que se venda en el territorio aduanero de la Unión, a personas no vinculadas con los vendedores, la mayor cantidad total de las mercancías importadas o de otras mercancías idénticas o similares a las importadas, con deducción de aquellos elementos que no deben formar parte del valor en aduanas.

    No tienes acceso a esta parte del contenido. Regístrate, o inicia sesión seguidamente.

    Este contenido está restringido a suscriptores

    Este método, que se denomina también deductivo, consiste en calcular el valor en Aduana basándose en el PRECIO UNITARIO al que se venda en la Comunidad, la mayor cantidad total de las mercancías importadas o de mercancías idénticas o similares, a personas no vinculadas con los vendedores.

    El GATT a su vez indica:

    Método 4 — Valor deductivo

    Deducción del valor a partir del precio a que se venda la mayor cantidad total

    En el Acuerdo se dispone que, cuando no pueda determinarse el valor en aduana sobre la base del valor de transacción de las mercancías importadas o de mercancías idénticas o similares, se determinará sobre la base del precio unitario al que se venda a un comprador no vinculado con el vendedor la mayor cantidad total de las mercancías importadas, o de otras mercancías importadas que sean idénticas o similares a ellas, en el país de importación.

    El comprador y el vendedor en el país importador no deben estar vinculados y la venta debe realizarse en el momento de la importación de las mercancías objeto de valoración o en un momento aproximado. Si no se han realizado ventas en el momento de la importación o en un momento aproximado, podrán utilizarse como base las ventas realizadas hasta 90 días después de la importación de las mercancías objeto de valoración.

    Determinación de la mayor cantidad total vendida

    Con arreglo al párrafo 1 del artículo 5, el valor en aduana debe establecerse sobre la base del precio unitario al que se venda la mayor cantidad total de las mercancías importadas o de otras mercancías importadas que sean idénticas o similares a ellas.

    Según la nota interpretativa de ese artículo, el precio unitario a que se venda la mayor cantidad total de las mercancías es el precio a que se venda el mayor número de unidades a personas no vinculadas al primer nivel comercial después de la importación al que se efectúen dichas ventas.

    Para determinar esa mayor cantidad total de mercancías, se reúnen todas las ventas realizadas a un precio dado y se compara la suma de todas las unidades de mercancías vendidas a ese precio con la suma de todas las unidades de mercancías vendidas a cualquier otro precio.

    El mayor número de unidades vendidas a un precio representa la mayor cantidad total.

    Deducciones del precio al que se haya vendido la mayor cantidad total

    Como el punto de partida para calcular el valor deductivo es el precio de venta en el país de importación, es preciso efectuar las siguientes deducciones para reducir ese precio al valor en aduana pertinente:

    • las comisiones pagadas o convenidas usualmente, la suma de los suplementos por beneficios y gastos generales cargados en relación con las ventas;
    • los gastos habituales de transporte y seguros en que se incurra en el país de importación;
    • los derechos de aduana y otros gravámenes internos pagaderos en el país importador por la importación o venta de las mercancías;
    • cuando proceda, el valor añadido por el montaje o ulterior elaboración de las mercancías.

    Métodos secundarios de valoración. Método de valor calculado o coste de producción

    Cuando no son aplicables sucesivamente los valores de transacción (método principal), ni los  de mercancías idénticas, similares o el método deductivo, se aplica el método de valor calculado o coste de producción, que es la suma de los siguientes conceptos:

    • coste o valor de los materiales y del proceso de fabricación o transformación empleados en la producción de las mercancías  importadas,
    • una cantidad en concepto de beneficios y gastos generales, igual a la que suele cargarse en las ventas de mercancías de la misma naturaleza o especie que las que se valoren, efectuadas por productores del país de exportación en operaciones de exportación con destino a la Unión,
    • coste o valor del transporte, seguro, carga, etc., hasta el lugar de introducción en el TAU-Territorio Aduanero de la Unión.

    Métodos secundarios de valoración. Método del último recurso

    Si el valor en aduana no pudiera determinarse con los métodos citados en las referencias anteriores (artículos 70 y 74, ap. 1 y 2) del Código Aduanero de la Unión, se calculará basándose en la información disponible en el territorio aduanero de la Unión, utilizando medios razonables que se ajusten a  los principios y disposiciones generales.

    El valor en aduana determinado por este método no se basará en:

    1. el precio de venta en la Unión Europea de mercancías producidas en la misma,
    2. un sistema que prevea la aceptación del valor más alto entre dos posibles,
    3. el precio de mercancías en el mercado nacional del país de exportador,
    4. el coste de producción distinto de los valores calculados que se hayan determinado para mercancías idénticas o similares conforme a art. 74.2.d) del CAU
    5. los precios de exportación a un tercer país,  
    6. valores en aduana mínimos,
    7. valores arbitrarios o ficticios.

    No tienes acceso a esta parte del contenido. Regístrate, o inicia sesión seguidamente.

    Este contenido está restringido a suscriptores

    Este método, que también se denomina método del valor calculado o del valor reconstruido, consiste en determinar el valor en Aduana basándose en el coste de producción.

    El valor calculado es igual a la suma:

    • Del coste o el valor de los materiales y de las operaciones de fabricación efectuadas para producir las mercancías importadas.
    • De una cantidad en concepto de beneficios y gastos generales.
    • Del coste o valor de los gastos de transporte, carga, manipulación y seguro de las mercancías importadas.

    El GATT a su vez indica:

    Método 5 — Valor reconstruido

    Definición: Costo de producción, beneficios y gastos generales

    Con arreglo al valor reconstruido, que es el método más difícil y menos utilizado, el valor en aduana se determina sobre la base del costo de producción de las mercancías objeto de valoración más una cantidad por concepto de beneficios y gastos generales igual a la reflejada habitualmente en las ventas de mercancías de la misma especie o clase del país de exportación al país de importación.

    El valor reconstruido es la suma de los siguientes elementos:

    Costo de producción = valor de los materiales y de la fabricación

    El costo o valor de los materiales y de la fabricación u otras operaciones efectuadas para producir las mercancías importadas.

    El valor de los materiales incluirá, por ejemplo: materias primas tales como madera, acero, plomo, arcilla, textiles, etc.; gastos en que se haya incurrido para llevar las materias primas al lugar de producción; subconjuntos, como circuitos integrados; y elementos prefabricados que finalmente hayan de armarse.

    Los gastos de fabricación incluirán el costo de la mano de obra, los gastos de montaje cuando se trate de una operación de montaje en vez de un proceso de fabricación, y gastos indirectos en concepto, por ejemplo, de supervisión y mantenimiento de las fábricas, horas extraordinarias, etc.

    El costo o valor se determinará sobre la base de la información relativa a la producción de las mercancías objeto de valoración, proporcionada por el productor o en su nombre.

    De no estar incluidos supra, se añadirán el costo de los embalajes y los gastos conexos, los servicios auxiliares, los trabajos de ingeniería, los trabajos artísticos, etc. realizados en el país de importación.

    Beneficios y gastos generales

    Los beneficios y gastos generales reflejados habitualmente por los productores del país de importación en las ventas de mercancías de la misma especie o clase del país de exportación al país de importación, sobre la base de información facilitada por el productor.

    Se entiende por mercancías de la misma especie o clase las mercancías comprendidas en el grupo o gama de productos producidos por un determinado sector o rama de producción, que comprenden las mercancías idénticas o similares.

    La cantidad en concepto de beneficios y gastos generales ha de considerarse como un todo (es decir, la suma de ambos conceptos).

    Los gastos generales podrían incluir los gastos de alquiler, electricidad, suministro de agua, gastos jurídicos, etc.

    Otros gastos que han de añadirse

    Por último, deberán añadirse al precio otros gastos: el costo del transporte de las mercancías importadas hasta el puerto o lugar de importación; los gastos de carga, descarga y manipulación ocasionados por el transporte de las mercancías importadas hasta el puerto o lugar de importación; y el costo del seguro.

    Ventas entre empresas vinculadas. Valor de transacción cuando existe vinculación

    El valor de transacción es aceptable si se prueba que la vinculación no ha influido en el precio pagado o por pagar. Cabe entender que existe vinculación, en los siguientes casos:

    • Vinculación definida en función de una relación socio-sociedad: se incluyen en esta categoría los supuestos en los que una persona cualquiera posee, controla o tiene directa o indirectamente el 5 por 100 o más de las acciones o títulos con derecho a voto de una y otra (letra d del art. 143.1)
    • Vinculación en operaciones entre una sociedad y sus administradores o consejeros; incluye los supuestos en los que una de las partes forma parte de la dirección o del consejo de administración de la empresa de la otra o viceversa (letra a del art. 143.1)
    • Vinculación por relaciones establecidas entre entidades del mismo grupo societario o entre sociedades controladas por los mismos socios o por un grupo familiar. Así, cabe incluir aquí, las empresas asociadas (letra b del art. 143.1); los supuestos en los que una parte interviniente controla, directa o indirectamente, a la otra (letra e del art. 143.1); cuando ambas entidades sean controladas, directa o indirectamente, por una tercera persona (letra f del art. 143.1), y cuando las intervinientes, juntas, controlen, directa o indirectamente, a una tercera persona (letra g del art. 143.1)
    • Otras relaciones en las que una de las partes es empleada de la otra (letra c del art. 143.1), y cuando las partes intervinientes son miembros de la misma familia (letra h del art.143.1), supuesto en el que se incluye, por dicción literal del precepto, a marido y mujer; ascendiente y descendientes en línea directa, en primer grado; hermanos y hermanas (carnales, consanguíneos o uterinos); ascendientes y descendientes en línea directa, en segundo grado; tío o tía y sobrino o sobrina; suegros y yerno o nuera; y cuñados y cuñadas

    Ventas entre empresas vinculadas. Descuentos en factura

    Lo primero que hay que analizar es si existe vinculación entre el distribuidor oficial y la empresa importadora, para rechazar el valor de transacción declarado, en los términos establecidos en el Código Aduanero y su Reglamento de Aplicación y si la vinculación ha influido en el precio.

    A efectos de calcular el valor en aduana, con carácter general los descuentos se admitirán si se refieren a las mercancías importadas, responden a un esquema prefijado de antemano (cláusulas contractuales), y siempre que sean  descuentos generalmente aceptados en el sector comercial de que se trate.

    Para admitir un descuento superior al que se considere habitual en el sector comercial considerado, sólo debe aceptarse si el adquirente puede demostrar, en su caso, que las mercancías se venden realmente al precio declarado como precio realmente pagado o por pagar y el descuento está aún vigente en el momento del cálculo.

    Casos especiales de valoración. Justificación de otras valoraciones

    Hay ocasiones en que, por la particular naturaleza de las mercancías que se han de valorar o por las circunstancias de las operaciones determinantes de la importación, no es posible aplicar el método del valor de transacción ni de los secundarios.

    Esto puede suceder con los vehículos y maquinaria usados, las mercancías importadas en virtud de un contrato de alquiler o  leasing, etc. En tales supuestos, es preciso recurrir al artículo 74.3 del Código Aduanero de la Unión y 144 del Reglamento de Ejecución 2447/2015, utilizando criterios razonables, compatibles con los principios y disposiciones generales del Acuerdo de Valoración del  GATT y del artículo VII del Acuerdo General sobre Aranceles de Aduanas y Comercio (GATT).

    Algunos criterios para casos especiales de valoración  figuran  en la Instrucción 1/2004, de 27 de febrero, de la Dirección General de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, de valoración en aduanas de las mercancías.

    Casos especiales. Contrato leasing financiero y vehículos usados

    Contrato leasing financiero

    Estamos ante un supuesto especial de valoración y, en este caso, al no existir una venta propiamente dicha, no se puede aplicar el método principal de valoración, el valor de transacción.

    Por lo tanto, hay que acudir a los métodos secundarios de valoración, en particular, el denominado último recurso, previsto en los artículos 74.3 del Código Aduanero de la Unión, y 144 del Reglamento de Ejecución 2447/2015.

    La Instrucción 1/2004, de 27 de febrero, de la Dirección General de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria, de valoración en aduana de las mercancías (BOE número 63, de 13-3-2004), contiene en su Norma Cuarta, apartado 5, una detallada exposición del tema, incluyendo fórmulas y ajustes que permiten determinar el valor en aduana de esta clase de mercancía.

    Vehículos usados

    Afecta a los vehículos usados clasificados como tales en el capítulo 87 de la Nomenclatura Combinada (mirar en clasificar una mercancía); se excluyen los vehículos destinados a un uso especializado, así como los modelos de época o de colección, a los que se aplicará la normativa general.

    La regla de valoración es distinta en función de las situaciones que se den: la importación es consecuencia inmediata de una venta, no ha habido venta inmediata anterior a la importación, etc.

    ¿Qué es el primer lugar de introducción?

    -Vía marítima, el puerto de descarga o trasbordo si éste fuese certificado por las autoridades aduaneras de dicho puerto.

    -Vía ferrocarril o carretera, primera aduana comunitaria.

    -Otras vías, el lugar de paso, aduana de paso, de la frontera terrestre del territorio aduanero comunitario.

    Cuando en las condiciones de compra se haya pactado cualquier otro tipo de Incoterm en las condiciones de compraventa, será necesario efectuar ajustes al valor de transacción bien mediante adiciones o deducciones al precio pactado.

    Otras zonas de libre comercio por ejemplo las que engloba a Estados Unidos, Canadá y México, acordaron aplicar el incoterm «FOB».

    En el caso del DUA de exportación, se hará constar el valor FOB, como declaraciones complementarias y antepuestas.

    Podríamos resumir el concepto de primer lugar de introducción en que si el valor CIF de una mercancía que llega al puerto de Rotterdam es de 10.000.-euros y el transporte Rotterdam-Madrid es de 1.000.-euros, deberemos solicitar el desglose en factura de estos dos importes, ya que el arancel e IVA deben de aplicarse sobre 10.000, y no por 10.000 + 1.000 = 11.000.-euros.

    Siempre el cálculo sobre los costes al primer lugar de entrada al territorio aduanero.

    Ajuste de valor en importaciones vía aérea.

    Las importaciones vía aérea presente un problema relacionado con el concepto visto anteriormente de «primer lugar de introducción«.

    En este caso ni importador ni aduana pueden determinar la cuantía de los gastos de entrega que se producen a la introducción en el espacio aéreo de un Estado miembro de la UE.

    Para ello la aduana aplica porcentajes sobre los gastos del transporte aéreo desde un tercer país agrupados por continentes y zonas, hasta la introducción a la Comunidad.

    Por esta razón, el coste del flete aéreo no se aplica por el 100.-%, sino un porcentaje de éste.

    Estos porcentajes se ven en el anexo 23-01 del Reglamento de Ejecución (UE) 2015/2447 de la Comisión de 24 de noviembre de 2015 por el que se establecen normas de desarrollo de determinadas disposiciones del Reglamento (UE) no 952/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se establece el código aduanero de la Unión.

    https://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/ALL/?uri=celex:32015R2447

    VALOR CIF.

    ¿Te acuerdas cuando vimos los Incoterms que te indicaba que éstos tenían otra aplicación?

    Pues es, ni más ni menos, que calcular los aranceles e IVA a la importación de nuestra mercancía, considerando que el código aduanero comunitario establece como base para el cálculo del valor en aduana el valor «CIF«, esto es,

    • Coste de la mercancía, factura comercial.
    • Seguro, póliza de seguro.
    • Flete, contrato de transporte según el medio empleado.

    Sumando los conceptos que hemos visto anteriormente si los hubiera, y que no forman parte del valor CIF, así como restando los que no forman parte de este valor, siempre y cuando, como hemos visto con los valores a sumar, estuvieran desglosados en la factura de compra.

    ¿Recuerdas que cuando hablamos de los Incoterms, te indiqué que recordaras el Incoterm CIF a la hora de realizar importaciones dentro del espacio aduanero común?

    Si compro unos pantalones vaqueros a 6.-Eur, condiciones FOB, imaginemos que clasificamos los pantalones arancelariamente, código TARIC, origen de la mercancía China, y nos indica nuestra herramienta que vamos a pagar un 3.-% de arancel, por ejemplo,

    ¿Cómo calcularíamos el arancel?

    ¿Imaginando que los 6.-Euros x 3.-% de arancel es igual a 0,2.-Euros de arancel?

    NO.

    Acuérdate que podríamos hacerlo si los 6.-euros fueran en condiciones CIF, pero no en condiciones FOB como es nuestro ejemplo.

    Declaración de valor. Qué es el documento DV1 y dispensa de presentación

    La declaración del valor en aduana es un documento que debe presentarse a las autoridades aduaneras cuando el valor de las mercancías importadas excede de 20.000 euros. Debe cumplimentarse en el impreso DV1, cuyo modelo figura en el Anexo 8 del Reglamento Delegado (UE) 2016/341 de la Comisión de 17 de diciembre de 2015.

    La finalidad principal de este requisito es establecer el valor de la transacción para fijar el valor en aduana (base imponible) sobre el que se aplican los derechos arancelarios.

    Dispensa de la presentación del DV1

    Las autoridades aduaneras podrán dispensar de la obligación de suministrar la declaración de valor (documento DV1) cuando el valor en aduana de las mercancías de que se trate no se pueda determinar aplicando el artículo 70 del Código aduanero de la Unión.

    Además, salvo cuando sea indispensable para la correcta determinación del valor en aduana, las autoridades aduaneras dispensarán de la obligación de suministrar la declaración de valor (documento DV1) en cualquiera de los casos siguientes:

    1. Cuando el valor en aduana de las mercancías importadas no exceda de 20.000 EUR por envío y siempre que el envío no forme parte de envíos fraccionados o múltiples expedidos por un mismo expedidor a un mismo destinatario.
    2. Cuando la operación subyacente al despacho a libre práctica de las mercancías no revista carácter comercial.
    3. Cuando la comunicación de los datos en cuestión no sea necesaria con vistas a la aplicación del arancel aduanero común.
    4. Cuando los derechos de aduana previstos en el arancel aduanero común no sean exigibles.

    Finalmente, en caso de que el intercambio de mercancías se produzca entre el mismo vendedor y el mismo comprador de forma continuada y en las mismas condiciones comerciales, las autoridades aduaneras podrán dispensar del cumplimiento del requisito de suministrar la declaración de valor (documento DV1).

    NOTICIAS QUE IMPORTAN Y EXPORTAN

    Antes de seguir. ¿Quieres estar mejor informado?

    Recibe semanalmente un resumen de noticias de casi 200 fuentes de información, sobre niveles de fletes y todo lo relacionado con el comercio exterior e internacional, cuidadosamente seleccionadas y resumidas a mano por mí.

    Darse de alta es gratis. Darse de baja también.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    error: Content is protected !!