Lista de Páginas Cobros y Pagos Internacionales
  • Cobros y pagos internacionales
  • Créditos Documentarios
  • Créditos Documentarios-Cartas de crédito

    Contenido de esta página:

    ¿Necesitas un estudio de mercados internacionales realizado con datos y fuentes exclusivamente oficiales?

    En el menú principal tienes información sobre inteligencia de mercados para la exportación e internacionalización.

    La forma de pago internacional por excelencia.

    ¿Qué es una Crédito Documentario o Carta de Crédito?

    El crédito documentario es una herramienta que permite al vendedor disponer de una seguridad de cobro con anterioridad a la expedición de la mercancía, e incluso con anterioridad al inicio de su fabricación.

    Por su parte, el comprador tendrá la seguridad de que su obligación de pago sólo se producirá cuando el vendedor haya aportado documentación acreditativa suficiente de la expedición de la mercancía deseada.

    El crédito es por tanto, una garantía para ambas partes.

    Según las Reglas y Usos Uniformes de la Cámara de Comercio Internacional, ICC, un Crédito Documentario, o como puedes ver un muchos sitios llamado también, CD, Letter of Credit, L/C. carta de crédito, puede definirse como un convenio en virtud del cual una entidad bancaria (banco emisor) obrando a petición de un cliente (el ordenante, importador), y de conformidad con unas instrucciones pactadas con el (beneficiario, exportador):

    1.- Se obliga a efectuar un pago a un tercero (beneficiario, exportador), o
    2.- Autoriza a otra entidad bancaria a efectuar dicho pago, o
    3.- Autoriza a otra entidad bancaria a negociar contra los documentos exigidos, siempre y cuando se hayan cumplido los términos y condiciones del Crédito.

    Además:

    • Asegura el cobro de tus exportaciones, antes de enviar la mercancía e incluso antes de iniciar su fabricación como te he indicado antes.
    • Ofrece a tu comprador el aplazamiento del pago sin que se incremente su riesgo
    • Dispones de la máxima protección jurídica
    • Adaptas el medio de pago al contrato de compraventa
    • Mantienes el control de los documentos hasta el momento del pago
    • Incrementas tus posibilidades de negocio
    • Disminuyes el riesgo de cancelación de pedidos
    • Dispones de cobertura del riesgo del país de destino de sus exportaciones
    • Anticipas el cobro, respecto al plazo acordado con el comprador
    • La sujeción a las “Reglas y Usos Uniformes Relativos a los Créditos Documentarios (UCP600)” de la Cámara de Comercio Internacional, CCI, proporciona un marco de referencia universal, estable y seguro para la tramitación de los créditos documentarios.

    ¿Por qué se usa un crédito documentario?

    Las características del mercado internacional, hacen que las compraventas internacionales sean más complicadas que las nacionales, aunque a diferencia del mercado nacional, en el internacional existen formas de pago más sofisticadas que permiten obtener la máxima seguridad del cobro, debido principalmente a:

    • El tiempo que la mercancía está viajando.
    • La diferencia de legislaciones entre países.
    • Distintos idiomas, divisas, costumbres, etc.
    • Los posibles percances en el viaje.
    • Regulaciones de comercio exterior y los controles de cambio.
    • Desconocimiento mutuo entre el importador y el exportador.

    El importador necesita saber que la mercancía le será entregada conforme al pago realizado, mientras que el exportador quiere asegurarse que va a recibir el pago de la mercancía que ha enviado.

    El exportador deberá presentar al Banco los documentos que demuestren el envío.

    Contra la presentación de los documentos conforme a las condiciones establecidas en el Crédito documentario obtendrá el pago.

    El importador con los documentos podrá retirar la mercancía.

    Hay que señalar que los Bancos nunca trabajan con mercancías, siempre lo hacen con documentos.

    El crédito documentario es el medio de pago que ofrece un mayor nivel de seguridad en las ventas internacionales, asegurando al exportador el cobro de su operación.

    El crédito documentario es una orden que el importador da a su banco para que proceda al pago de la operación en el momento en que el banco del exportador le presente la documentación acreditativa de que la mercancía ha sido enviada de la manera convenida.

    El banco del importador va a pagar si la documentación está en regla, con independencia de que en ese momento el importador tenga saldo o no.

    Es decir, el banco del importador garantiza la operación.

    La documentación debe ser muy precisa e incluir todos los documentos que se han especificado en el crédito documentario.

    No puede haber ningún tipo de error, ni de fondo ni de forma.

    Cualquier fallo en este sentido puede llevar al banco emisor a no proceder al pago, a la espera de que los errores se subsanen.

    Si los documentos no cumplen estrictamente los términos y condiciones establecidas en las condiciones del crédito, entonces hablaremos de reservas.

    Según algunos estudios, cerca del 70.-% de los créditos documentarios o cartas de crédito son rechazadas para su pago por que los documentos que se deben entregar para su pago no cumplen con los requisitos de la propia carta de crédito o crédito documentario.

    Muy Importante.

    Insisto en que las entidades bancarias nunca trabajan con mercancías, siempre lo hacen con documentos.

    Contra la presentación de los documentos conformes a las condiciones establecidas en el Crédito documentario nuestro proveedor obtendrá el pago.

    ¿Qué quiere decir esto?

    Que el banco siempre pagará contra documentos conformes y acordados, independientemente de la mercancía que el exportador haya enviado.

    Esto es, que si a la llegada de la mercancía ésta no fuera conforme en cuanto a calidad, tipo, colores, roturas, etc, etc, el pago no se podrá retrotraer.

    Tendrás que acordar con tu proveedor como arreglar este problema.

    Por todo ello, habría que preguntarse si no es mejor realizar un control de calidad de la carga en las instalaciones de nuestro proveedor, a tener que pagar la respectiva comisión a la entidad bancaria por tramitar un pago, y que además no nos garantiza en modo alguno lo que nuestro proveedor haya podido enviarnos.

    ¿Y si en vez de pagar contra documentos, pagásemos contra inspección de calidad satisfactoria?

    Pasos en la Tramitación de un Crédito documentario. 

    El importador solicita a su entidad la apertura del crédito documentario a favor del exportador.

    La entidad del importador comunica al Banco Avisador (Banco del Exportador) la apertura del crédito documentario y sus condiciones.

    El Banco Avisador comunica al exportador la apertura del crédito documentario.

    El exportador envía la mercancía al importador.

    El exportador entrega los documentos establecidos a su banco para su tramitación.

    El Banco del Exportador envía los documentos a la entidad del importador.

    La entidad del importador revisa la documentación y si es correcta realiza el pago o comunica su compromiso de pago a vencimiento.

    La entidad del importador carga al importador el importe de la mercancía comprada o recoge el compromiso de pago a vencimiento.

    El banco del Exportador liquida la operación a su cliente.

    -Ventajas del crédito documentario.

    El importador se asegura la recepción de la mercancía y establece la forma y modo de pago.

    Además, sabiendo que para el exportador es una garantía de cobro, el importador podría negociar algún descuento.

    Para el exportador la mayor ventaja es la seguridad en el cobro así como el hecho de que mediante ésta fórmula de pago le permite fabricar bajo pedido, siempre que el crédito sea irrevocable.

    -Inconvenientes del crédito documentario.

    El importador tendrá que soportar la lentitud de este medio de pago, y su coste, respecto a otras formas de pago, mientras que para el exportador no existiría ningún inconveniente a mencionar.

    Riesgos de cobro o pago con un Crédito documentario.

    El importador, aunque realiza todos sus trámites mediante una entidad bancaria sólo puede garantizarse que la mercancía es la solicitada mediante un certificado de inspección emitido por una entidad o persona capacitada para ello.

    El exportador tiene como mayor riesgo la claridad y la concisión de las condiciones que se expongan.

    En el caso del banco emisor del crédito documentario, el riesgo pasa por la correcta interpretación de las instrucciones recibidas del ordenante, a parte del riesgo puro que supone que desde el momento de la apertura del crédito documentario la entidad bancaria se compromete a pagar la cantidad pactada.

    La entidad intermediaria tiene un riesgo operativo en la revisión de los documentos que podrá hacer que el ordenante rechace la documentación.

    En caso de estar el crédito confirmado, el banco se compromete a pagar en las mismas condiciones que el banco emisor, con lo que se suma el riesgo país.

    MODALIDADES DEL CRÉDITO DOCUMENTARIO

    Básicamente existen dos modalidades de Créditos Documentarios.

    -Crédito documentario REVOCABLE.

    Puede ser anulado o modificado por el Banco Emisor en cualquier momento y sin tener que avisar al beneficiario.

    Sin embargo, el Banco Emisor queda obligado en todos los pagos, compromisos, aceptaciones o negociaciones efectuadas con anterioridad al recibo de la notificación de modificación o cancelación.

    Se desaconseja absolutamente su uso, ya que no es un compromiso de pago en firme.

    En la práctica no se emplea nunca, salvo contadas excepciones.

    De hecho, el propio artículo 6 de las Reglas y Usos Uniformes de la Cámara de Comercio Internacional determina que todo crédito deberá indicar claramente si es revocable o irrevocable, y que a falta de tal indicación, el crédito será siempre considerado como irrevocable.

    -Crédito documentario IRREVOCABLE

    El crédito no puede ser modificado o cancelado sin el acuerdo del Banco Emisor, Banco Confirmador (sí lo hubiese) y del beneficiario.

    Es un compromiso en firme por parte del Banco Emisor en favor del exportador.

    Esta situación puede quedar reforzada si se añade la confirmación del crédito por un tercer banco, banco confirmador, que constituye el compromiso en firme de éste último adicional al del banco emisor al obligarse de la misma forma, siempre que los documentos requeridos hayan sido presentados al banco confirmador y cumplidos los términos y condiciones exigidos en el crédito.

    -Crédito documentario IRREVOCABLE NO CONFIRMADO

    El crédito no está confirmado por el Banco del Emisor.

    En caso de que el Banco Emisor no pagase, nuestro Banco no tendría obligación de pagarnos.

    -Crédito documentario IRREVOCABLE CONFIRMADO

    El Banco del Exportador, además de notificar el crédito y realizar las gestiones encomendadas por el Banco Ordenante, (el del importador), asume un compromiso de pago.

    En definitiva el Banco del Exportador se compromete a asegurar el reembolso al exportador en caso de que el Banco Emisor, no lo hiciese.

    Esta modalidad sólo se usa cuando pueda haber dudas sobre la solvencia del país, riesgo país del Banco Emisor (del importador).

    En este caso y para asegurar el cobro, deberemos acudir a contratar una póliza por el riego país con CESCE.

    Confirmaciones de créditos documentarios que indemniza:

    • A la entidad financiera emisora de la carta de crédito, por el importe impagado por el ordenante de la apertura.
    • A la entidad financiera confirmante, por el importe impagado por la entidad financiera emisora del crédito documentario.

    Esta póliza está disponible para operaciones de corto plazo y medio/largo plazo, pero únicamente cubre el riesgo político, 99.-% máximo de cobertura, no el comercial.

    Riesgo País – ¿Qué es CESCE?

    https://www.cesce.es/es/

    CESCE son las siglas de la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación, empresa especializada en la cobertura de riesgos de impago derivados de las ventas de productos y servicios de las empresas en los mercados interiores y exteriores.

    Ofrece productos que permiten a la empresa cubrir los riesgos políticos y comerciales, (operaciones de exportación, ventas en el mercado nacional, inversiones en el exterior, resolución de contratos, obras y trabajos en el extranjero, ejecución de fianzas, operaciones de compensación, etc.).

    Cubre, por cuenta propia, los riesgos comerciales a corto plazo, tanto dentro como fuera de España, y por cuenta del Estado los riesgos comerciales a largo plazo y los riesgos políticos en todos sus plazos, relacionados con la actividad exterior de las empresas españolas.

    Riesgos comerciales:

    Son los que se producen en el ámbito de la actuación mercantil privada y corresponden principalmente a los incumplimientos de las entidades privadas, teniendo su expresión más característica en:

    • La insolvencia de hecho: morosidad prolongada.
    • La insolvencia de derecho: quiebra, suspensión de pagos.

    Estos riesgos los asegura CESCE por cuenta propia, contando con el respaldo de un cuadro reasegurador internacional de primer orden.

    Riesgos políticos:

    Son los que tienen su origen en la actuación soberana de un estado.

    • Omisión de transferencia de divisas.
    • Impagos de compradores públicos.
    • Circunstancias de carácter catastrófico o extraordinario.
    • Guerra, revolución o acontecimientos similares.

    -Crédito documentario TRANSFERIBLE

    Si eres un intermediario o actúas como un centralizador de compras de diversos proveedores, puede interesarte que los créditos a tu favor ordenados por tus clientes sean transferibles.

    De esta manera te permite trasladar a tus proveedores la garantía del banco emisor sin necesidad de abrir una línea de crédito.

    Por tanto, un Crédito Documentario Transferible es emitido a favor de un beneficiario que no es quién produce la mercancía, sino un intermediario, que ha establecido un contrato de venta con un comprador, pero depende de una tercera parte (el exportador), para suministrar la mercancía a su cliente.

    Especialmente indicado para una Trading Company (empresas intermediarias de comercio internacional), así como operaciones triangulares de este tipo de empresas, o de cualquier importador.

    El beneficiario puede dar instrucciones al banco pagador, aceptador o negociador para que el crédito sea total o parcialmente utilizable por uno o más beneficiarios.

    Esta modalidad de crédito se suele utilizar cuando el beneficiario tiene una actividad propia de intermediación comercial y no dispone directamente de la mercancía, como puede ser el caso, entre otros, de las compañías de “trading”.

    El crédito solamente puede transferirse en los términos y condiciones especificados en el crédito original, con la excepción de:

    • El importe del crédito.
    • Cualquier precio unitario indicado en el mismo.
    • La fecha de vencimiento.
    • La última fecha de presentación de los documentos.
    • El plazo de embarque.

    -Crédito documentario BACK TO BACK

    Cuando el beneficiario del crédito no es el proveedor final de la mercancía y el crédito recibido no es transferible, el exportador puede solicitar a su Banco que emita un nuevo crédito documentario respaldado por el primer crédito recibido.

    Son dos créditos distintos, diferentes del transferible.

    Los términos y condiciones requeridos deben coincidir en todo su contexto, a excepción del importe.

    La diferencia entre los importes de los dos créditos, el recibido y el emitido, recogerá el margen o beneficio del agente que intermedia previsto para la transacción.

    Es otra alternativa sustitutiva de los créditos transferibles cuando se quiere evitar que se conozca la identidad del primer beneficiario, operaciones triangulares.

    La construcción de estas operaciones tiene un elevado componente de complejidad, y en parte un mayor nivel de riesgo para los bancos que intervienen.

    -Crédito documentario STAND-BY / STAND-BY LETTER OF CREDIT

    Un crédito Stand-by es usado como un sustituto de un aval.

    Es un aval de ejecución documentaria sujeto a las Reglas y usos de los créditos documentarios.

    Se pueden usar en cualquier tipo de transacción y están basados en el concepto de incumplimiento de contrato por parte del ordenante del crédito Stand-by.

    La garantía constituye un compromiso bancario ante un tercero, por cuenta del cliente, asegurando el cumplimiento de una obligación contractual.

    Se puede asegurar una obligación de pago, una entrega de mercancía o una prestación de servicio, la ejecución de una obra, la devolución de un pago anticipado, una deuda ante la aduana o cualquier otra obligación derivada de un contrato.

    La carta de crédito standby es la denominación que recibe en los EE UU la garantía independiente.

    Sus características, usos y contenido son esencialmente las mismas bajo ambas denominaciones.

    La carta de crédito stand-by es una declaración de garantía en su sentido más amplio y se utiliza principalmente en los Estados Unidos de América dadas las disposiciones legales vigentes en materia de garantías.

    Sobre este tipo de crédito documentario también llamado Crédito contingente puede ver más información en:

    1995 – Convención de las Naciones Unidas sobre Garantías Independientes y Cartas de Crédito Contingente.

    https://uncitral.un.org/en/texts/payments/conventions/independent_guarantees

    Aprobada por la Asamblea General el 11 de diciembre de 1995, esta Convención tiene por objeto facilitar el empleo para fines financieros de la garantía independiente y de la carta de crédito contingente, particularmente en países en donde la práctica comercial se limite a utilizar uno solo de estos instrumentos.

    La Convención confirma, además, el reconocimiento de aquellos rasgos y principios básicos que son comunes a ambos instrumentos, reduciendo así las incertidumbres que dificultan su utilización en el comercio internacional.

    La Convención entró en vigor el 1º de enero de 2000.

    Asegura el cumplimiento de las obligaciones contractuales frente a un tercero o de un tercero frente a su empresa.

    Como por ejemplo:

    • A favor del comprador, garantizando una obligación de pago.
    • A favor del vendedor, garantizando la devolución de un pago anticipado, la entrega de una mercancía o la prestación de un servicio, la ejecución de una obra o la prestación de un mantenimiento durante el período de garantía.

    Sujeto a normas internacionales de la Cámara de Comercio Internacional, universalmente aceptadas, proporciona un marco de referencia estable:

    • “Reglas Uniformes Relativas a las Garantías a Primer Requerimiento (URDG758)”, para las garantías.
    • “Usos Internacionales relativos a los Créditos Contingentes (ISP98 International Standby Practice)”, para las cartas de crédito standby, aunque éstas también pueden emitirse sujetas a las “Reglas y Usos Uniformes relativas a los Créditos Documentarios (UCP600)”

    Los principales tipos de garantía en el ámbito internacional son:

    • Garantía de licitación
    • Garantía de buen cumplimiento o ejecución
    • Garantía de pago
    • Garantía de pago anticipado
    • Garantía de mantenimiento
    • Garantía de facilidades crediticias
    • Aval sobre efectos y/o pagarés

    Aquí puedes descarga una guía sobre “ las Garantías ”

    Por qué es conveniente sujetar las garantías a las URDG758

     Reglas URDG758 para garantías 

    Modelos de Garantía según las URDG758

     Modelo de Standby universal

    -Crédito documentario ROTATIVO – REVOLVING

    Es aquél que queda automáticamente renovado tras su utilización, en los mismos términos y condiciones, tantas veces como el crédito lo especifique.

    Puede ser acumulativo, cuando el importe no utilizado se acumula para la siguiente renovación y no acumulativo, cuando las cantidades no utilizadas se anulan.

    Cláusulas de anticipo:

    Cláusula roja.

    Permite adelantar fondos al beneficiario antes de la entrega de los documentos comerciales requeridos, bien contra un simple recibo, o acompañando a éste de una garantía bancaria que responda de la devolución de las cantidades anticipadas en el caso de que el beneficiario no cumpla con la entrega de los documentos requeridos en tiempo y forma.

    Cláusula verde.

    A diferencia de la anterior, el beneficiario tendrá que justificar mediante documento probatorio de que ha comprado y recibido las mercancías objeto del anticipo recibido, (a veces puede tratarse de un resguardo de almacén).

    Los Créditos Documentarios así mismo disponen de un plazo de disposición dependiendo de cuando se efectúe el pago de éste.

    Una vez que se han cumplido los términos especificados en el crédito el banco emisor procederá a su pago.

    -Crédito documentario Pagadero a la vista.

    El banco pagador efectúa el pago una vez que ha recibido los documentos del exportador y que ha comprobado que coinciden con los exigidos en el crédito.

    -Crédito documentario Pagadero a plazo.

    El banco pagador pagará al exportador con posterioridad a la presentación por este de los documentos:

    • A partir de la fecha de embarque de la mercancía.
    • En un determinado vencimiento.
    • Fecha de recepción de los documentos por el banco emisor.
    • Fecha de entrega de los documentos al banco intermediario.

    Modelos de créditos documentarios:

    ¿Necesitas un estudio de mercados internacionales realizado con datos y fuentes exclusivamente oficiales?

    En el menú principal tienes información sobre inteligencia de mercados para la exportación e internacionalización.

    Regulación del crédito documentario. UCP600.

    El crédito documentario es un instrumento de pago utilizado para las transacciones internacionales, ya que permite pagar a distancia.

    El crédito documentario nació como un servicio bancario más, tratándose de transacciones internacionales con intervención de los bancos, y que con el tiempo se hizo necesario darle uniformidad a éstos, de ahí el origen de las Costumbres y Prácticas Uniformes para los Créditos Documentarios, sistematizadas y publicadas en 1933 por la Cámara de Comercio Internacional (CCI) y rápidamente adoptadas por el sistema bancario.

    Posteriormente, fueron revisadas en 1951, 1961 (UCP N° 222), 1974 (UCP N° 290), en 1975, 1983, 1984 (UCP N° 400) y en 1993 (UCP N° 500).

    Las actuales UCP 600 fueron aprobadas por la Comisión Bancaria de la CCI el 25 de octubre de 2006, y han entrado en vigor desde el 1 de julio de 2007.

    Se trata de un conjunto de 39 artículos compilado y promulgado por la Cámara de Comercio Internacional y adoptada por los países cuya asociación de bancos los reconocen.

    No tiene la naturaleza jurídica de una convención internacional, ni tampoco es ley interna en los países en que se aplica, sino que su fuerza obligatoria proviene de su incorporación a los créditos documentarios, por medio del acuerdo de las partes que los suscriben.

    A su vez, la obligación de abrir un crédito documentario proviene del contrato o negocio que establezca la respectiva obligación de pago, la que se conviene cumplir mediante un crédito documentario.

    Según el artículo 1 de las UCP 600, ellas “son reglas que se aplican a cualquier crédito documentario…cuando el texto del crédito indica expresamente que está sujeto a tales reglas”.

    A tener en cuenta en relación con las Reglas y usos uniformes para créditos documentarios UCP 600.

    Lo siguiente es un simple resumen parcial de las UCP 600 y en ningún caso puede reemplazar la consulta de la publicación original.

    Artículo 1. Aplicación de las UCP

    En nuestras solicitudes no es necesario indicar que el crédito documentario esté sujeto a las Reglas y usos uniformes para créditos documentarios, revisión 2007, publicación nº 600 de la CCI.

    Artículo 3. Interpretaciones

    Un crédito es siempre irrevocable.

    Una firma puede ser a mano, facsímil, sello, símbolo o cualquier otro método de autenticación mecánico o electrónico.

    Evite expresiones tales como “primera clase”, “bien conocido”, “cualificado”, “independiente”, “oficial”, “competente”, “local” o similares.

    Artículo 4. Créditos frente a contratos

    Un crédito es una operación independiente de la venta o de cualquier otro contrato en el que pueda estar basado.

    Artículo 5. Documentos frente a mercancías, servicios o prestaciones

    Los bancos tratan exclusivamente con documentos, y no tendrán en cuenta las mercancías, servicios o prestaciones con las que esos documentos puedan estar relacionados.

    Artículo 6. Disponibilidad, fecha de vencimiento y lugar de presentación

    La disponibilidad indica el banco (banco designado) en el que puede efectuarse la presentación de documentos, y la fecha máxima para esa presentación. Si el crédito es disponible con un banco español, por ejemplo, los documentos no se considerarán presentados al crédito hasta que lleguen a sus oficinas en España. Si es disponible con el banco del exportador, se considerarán presentados en el momento en que los reciba dicho banco.

    El crédito debe indicar si es disponible para su pago a la vista o diferido contra documentos conformes.

    Artículo 7. Compromisos del banco emisor

    El banco emisor debe pagar, comprometer el pago o aceptar un efecto a su cargo cuando el beneficiario le presente documentos conformes.

    Si el beneficiario presenta documentos conformes a un banco (distinto del emisor) en el que el crédito se ha hecho disponible (ver artículo 6) y dicho banco le ha pagado, se ha comprometido al pago, aceptado un efecto o negociado, entonces la obligación del banco emisor será de reembolso frente a ese banco.

    Artículo 8. Compromisos del banco confirmador

    El banco confirmador debe pagar, comprometer el pago o aceptar un efecto a su cargo cuando el beneficiario le presente documentos conformes.

    Si un banco al que se solicita que confirme un crédito no está dispuesto a hacerlo, debe informar de ello al banco emisor sin demora.

    Artículo 10. Modificaciones

    Un crédito no se puede modificar o cancelar sin el consentimiento del beneficiario (y del banco emisor y banco confirmador)

    Una vez emitida una modificación, el banco emisor (y el ordenante) quedan obligados de manera irrevocable, pero en todo caso las condiciones originales se mantienen para el beneficiario hasta que éste comunica su aceptación de forma expresa, pudiendo esperar hasta la presentación de documentos para expresar su aceptación o rechazo de la modificación. Aunque se pondrá un límite para expresar su aceptación o rechazo.

    No es posible la aceptación parcial de una modificación.

    Artículo 12. Designación

    El banco designado no está obligado a pagar, comprometer el pago o aceptar un efecto a su cargo, salvo que se trate del banco confirmador.

    El banco designado puede pagar anticipadamente (descontar) sus compromisos de pago (crédito disponible para pago diferido) o sus aceptaciones (disponible por aceptación).

    Artículo 14. Normas para el examen de los documentos

    El banco designado, el banco emisor y el banco confirmador deben examinar cualquier presentación, basándose únicamente en los documentos, en un plazo máximo de cinco días hábiles a contar desde el día siguiente a la presentación.

    Si la presentación incluye documentos de transporte originales, la presentación debe efectuarse no más tarde de 21 días naturales después de la fecha de embarque.

    Cuando se solicite un documento distinto del documento de transporte, del documento de seguro o de la factura comercial, el crédito debería estipular quién lo emite y su contenido, de lo contrario se aceptará tal y como les sea presentado.

    Toda condición debe estipular el documento que debe evidenciar su cumplimiento, de lo contrario se considerará condición no establecida y no se tendrá en cuenta.

    Artículo 16. Documentos discrepantes, renuncia y notificación

    Si el banco designado, el banco emisor o el banco confirmador determinan que una presentación no es conforme, pueden rechazar pagar o comprometer el pago, aunque deberán notificar al presentador cada discrepancia en virtud de la que se produce el rechazo, y hacerlo no más tarde del cierre del quinto día hábil posterior a la presentación.

    En caso contrario perderán el derecho a alegar que los documentos no constituyen una presentación conforme.

    Artículo 17. Documentos originales y copias

    Deberá presentarse al menos un original de cada documento requerido.

    Expresiones tales como “en duplicado”, “en dos ejemplares” o “en dos copias” se considerarán cumplidas con la presentación de un original y el resto en copias.

    Artículo 18. Factura comercial

    A excepción de lo previsto para créditos transferibles, la factura comercial debe emitirla el beneficiario, a nombre del ordenante y no es necesario que esté firmada.

    La descripción de las mercancías o servicios en la factura comercial debe ser la que aparece en el crédito.

    Artículo 19. Documento de transporte cubriendo al menos dos modos distintos de

    Transporte, por ejemplo contenedores, transporte terrestre y marítimo.

    Un documento de transporte multimodal o combinado, debe indicar el nombre del transportista, y estar firmado por el transportista o su agente, o por el capitán o su agente.

    Si firma un agente debe indicar por cuenta de quién actúa.

    La fecha de emisión del documento será considerada como la fecha de embarque.

    Debe indicar el lugar de aceptación o embarque y el destino final estipulados en el crédito, y constituir el juego completo de originales indicado en el documento.

    El documento de transporte que indique que el transbordo se llevará a cabo es aceptable, aun cuando el crédito prohíba el transbordo.

    Artículo 20. Conocimiento de embarque para mercancías a granel o carga general que no viaja en contenedores.

    Un conocimiento de embarque debe indicar el nombre del transportista, y estar firmado por el transportista o su agente, o por el capitán o su agente. Si firma un agente debe indicar por cuenta de quién actúa.

    La fecha de emisión del documento será considerada como la fecha de embarque.

    Debe indicar que la mercancía ha sido cargada a bordo en un buque determinado, en el puerto de embarque y hasta el destino final estipulados en el crédito, y constituir el juego completo de originales indicado en el documento.

    El documento de transporte relativo a una expedición por contenedores que indique que el transbordo se llevará a cabo es aceptable, aun cuando el crédito prohíba el transbordo.

    Artículo 23. Documento de transporte aéreo

    Un documento de transporte aéreo debe indicar el nombre del transportista, y estar firmado por el transportista o su agente. Si firma un agente debe indicar por cuenta de quién actúa.

    La fecha de emisión del documento será considerada como la fecha de embarque.

    Debe indicar que la mercancía ha sido aceptada para su transporte desde el aeropuerto de salida hasta el aeropuerto de destino estipulado en el crédito, y constituir el original para el expedidor.

    El documento de transporte que indique que el transbordo se llevará a cabo es aceptable, aun cuando el crédito prohíba el transbordo.

    Artículo 24. Documentos de transporte por carretera, ferrocarril o vías de navegación interior.

    Un documento de transporte por carretera debe indicar el nombre del transportista, y estar firmado por el transportista o su agente. Si firma un agente debe indicar por cuenta de quién actúa.

    La fecha de emisión del documento será considerada como la fecha de embarque.

    Debe indicar que la mercancía ha sido aceptada para su transporte desde el lugar de embarque hasta el lugar de destino estipulado en el crédito, y constituir el original para el consignador.

    El documento de transporte que indique que el transbordo se llevará a cabo es aceptable, aun cuando el crédito prohíba el transbordo.

    Artículo 26. “Sobre cubierta”, “cargo y cuenta del cargador”, “dice contener según el cargador” y costos adicionales al flete.

    El documento de transporte no debe indicar que las mercancías están cargadas sobre cubierta.

    Artículo 27. Documento de transporte limpio

    Los bancos únicamente aceptarán un documento de transporte limpio. Esto es un documento en el que no conste ninguna anotación expresa sobre el estado defectuoso de las mercancías o su embalaje. Sin que sea necesario que el término “limpio” aparezca en el documento. (¿Recuerda cuando hablamos sobre el “clean on board” en el módulo de transporte marítimo?

    Artículo 28. Documento de seguro y cobertura

    El documento de seguro debe estar emitido por una compañía aseguradora o sus agentes.

    Cuando firma un agente debe indicar que lo hace por cuenta o en nombre de la compañía aseguradora.

    La fecha de efectividad del seguro no puede ser posterior a la fecha de embarque.

    El importe asegurado debe ser en la moneda del crédito y al menos por el 110.-% del valor CIF o CIP de la mercancía. ¿Recuerdas los Incoterms?

    Los riesgos cubiertos deben serlo al menos entre el lugar de origen y el lugar de destino estipulados en el crédito por los riesgos indicados en el crédito.

    No deberían utilizarse expresiones como “a todo riesgo” o “riesgos usuales”.

    Artículo 30. Tolerancias en el importe del crédito, la cantidad y los precios unitarios

    Los términos «alrededor de» o «aproximadamente» significan una tolerancia del 10.-% en más o en menos.

    Si la cantidad de mercancía no se describe en unidades, se permite una tolerancia del 5.-% en más o en menos respecto a la cantidad de mercancía (sin que pueda superar el importe total del crédito).

    Cuando no sea aplicable ninguna de las dos tolerancias anteriores, se permite una tolerancia que no supere el 5.-% en menos sobre el importe del crédito, siempre que se respete la cantidad de mercancías y su precio unitario.

    Artículo 31. Utilizaciones o expediciones parciales

    Las utilizaciones parciales están permitidas.

    Diferentes embarques en el mismo medio de transporte y para el mismo destino no se consideran embarques parciales.

    Una expedición en más de un medio de transporte, aun cuando se recoja en un solo documento de transporte, será embarque parcial.

    Artículo 37. Exoneración de actos de terceros intervinientes

    El coste de los servicios derivados de las instrucciones dadas a otros bancos son por cuenta del banco que da la instrucción (y finalmente del ordenante), salvo que el crédito disponga de otra forma.

    Artículo 38. Créditos transferibles

    Solo es transferible el crédito que se define como transferible, y solo puede transferirlo el banco designado en el crédito.

    Transferir un crédito significa que el beneficiario puede hacerlo disponible a favor de otro beneficiario designado por él. Este segundo beneficiario no puede a su vez transferirlo.

    Un crédito puede ser transferido parcialmente si permite las utilizaciones parciales, y siempre con el acuerdo del banco al que se solicita la transferencia.

    El crédito transferido debe reflejar los términos y condiciones del crédito con la excepción de:

    – El importe del crédito.

    – Cualquier precio unitario indicado en él.

    – La fecha de vencimiento.

    – El período de presentación.

    – La fecha última de embarque o el período determinado de expedición, cualquiera de los cuales puede reducirse o acortarse. Además el porcentaje de cobertura del seguro puede incrementarse.

    El primer beneficiario podrá sustituir la factura del segundo beneficiario por la suya propia, pudiendo reclamar la diferencia entre su factura y la factura del segundo beneficiario.

    La presentación de los documentos por el segundo beneficiario debe efectuarse al banco transferente.

    ¿Necesitas un estudio de mercados internacionales realizado con datos y fuentes exclusivamente oficiales?

    En el menú principal tienes información sobre inteligencia de mercados para la exportación e internacionalización.

    Puntos principales a comprobar en el Crédito Documentario.

    Las condiciones del CD concuerdan con el contrato de compraventa y son coherentes con las especificaciones respecto al importe y a la mercancía

    El tipo de crédito sea el acordado, (irrevocable, transferible confirmado, etc.), rechazaremos los créditos revocables.

    Nombre y domicilio del ordenante son literalmente correctos.

    Nombre y domicilio del beneficiario son literalmente correctos.

    No hay condiciones inaceptables o que no podamos mantenerlas bajo nuestro control.

    Los documentos indicados en el Crédito Documentario pueden obtenerse.

    La descripción de los productos y sus precios unitarios coinciden con el contrato de compra venta.

    La descripción de las mercancías en la factura comercial coincide con la descripción en la carta de crédito.

    Los certificados, como el de origen y el de inspección, están firmados.

    La mercancía, su descripción y sus precios (unitario y total) se corresponden con lo acordado.

    El documento de seguro cuando lo haya, cubre los riesgos estipulados en la carta de crédito. Los tipos de riesgo, el alcance de la cobertura y la moneda del importe asegurado corresponden a los indicados en la carta.

    Los gastos bancarios corren por cuenta de la parte estipulada en el contrato.

    Las fecha de embarque y vencimiento de presentación de los documentos permiten un margen de tiempo suficiente para procesar el pedido, embarcarlo, obtener los documentos, cuales quiera que sean y presentarlos al Banco.

    Los puertos de embarque y desembarque, o los lugares de carga, entrega y/o recepción de la mercancía son correctos.

    La mercancía pueda enviarse de la forma señalada o existe algún tipo de restricción respecto al transporte a utilizar.

    El Incoterm utilizado es correcto y coherente con el resto de documentos y condiciones.

    Si se permiten embarques parciales y transbordos.

    El documento de transporte está firmado de conformidad con las Reglas UCP, y se ajusta a lo indicado en la carta de crédito.

    Si el CD permite que la mercancía viaje en cubierta, ´On Deck´, o sólo “en bodega”

    Si es pagadero a plazo o a la vista.

    Forma de pago, importe y moneda coinciden con lo previsto en el contrato de compra-venta.
    ¿Es correcto el lugar de disponibilidad del crédito?

    No figuran obligaciones de pago (gastos por intereses, por comisiones u otros) no previstas en el contrato.

    El condicionado del crédito prevé las tolerancias pactadas en caso de que el tipo de mercancía así lo exija (por ejemplo graneles).

    No figuran condiciones imprevistas, inaceptables o de difícil cumplimiento.

    El aseguramiento de la mercancía, si así lo exige el condicionado del crédito, responde a lo acordado en el contrato.

    Se afirma expresamente en el texto del crédito la sujeción del mismo a las Reglas y Usos Uniformes, publicación núm. 600, de la Cámara de Comercio Internacional.

    Documento de transporte.

    ¿Lleva impresa la fecha de embarque?

    ¿Está firmado y sellado según se indique en el crédito documentario?

    ¿Indica el nombre del transportista?

    ¿Está limpio e indica que el flete está pagado/debido, conforme a las condiciones de la carta de crédito?

    ¿Son los puertos de embarque y de descarga los mismos que señala la carta de crédito? ¿Se ha usado el tipo de documento de transporte requerido?

    ¿Figuran transbordos o envíos parciales y si es así, el crédito documentario lo permite?

    Factura comercial.

    ¿Coincide la descripción de las mercancías en la factura comercial con la que aparece en la carta de crédito?

    ¿Se ha establecido la factura a nombre del comprador, de acuerdo con el crédito documentario?

    ¿Figuran en la factura importes, cantidades, precios, etc., de conformidad con el crédito o con los límites dispuestos por las reglas?

    ¿El número de copias corresponde a lo indicado en el crédito?

    Documento de seguro.

    ¿Se ha adjuntado el documento correcto, requerido por el crédito o por las Reglas cuando haya que adjuntarlo?

    ¿Están cubiertos todos los riesgos estipulados, a partir de la fecha de embarque? ¿Coinciden el importe y la divisa con los que figuran en el crédito?

    Packing List.

    ¿Concuerda con lo estipulado en el crédito?

    ¿Es coherente con el resto de la documentación, factura, etc.?

    Firmas.

    ¿Todos los certificados exigidos están firmados?

    ¿Están legalizados de acuerdo al crédito si éste lo exigiese?

    Fecha de presentación de los documentos.

    ¿Cuál es el plazo estipulado para presentar los documentos?

    ¿Se podrán cumplir los plazos?

    Si en la carta de crédito no figura un plazo, la presentación deberá efectuarse dentro del período previsto por las Reglas UCP 600, (21 días a contar de la fecha del embarque), pero en ningún caso después de la expiración de la carta de crédito.

    Además de lo indicado me permito añadir lo siguiente:

    -Impida dentro de sus posibilidades que el Crédito Documentario obligue expresamente, que se indique la cláusula “clean on board” en el conocimiento de embarque marítimo B/L.

    Artículo 27 – UCP 600. Documento de transporte limpio

    Los bancos únicamente aceptarán un documento de transporte limpio. Un documento de transporte limpio es aquél que no contiene ninguna cláusula o anotación que haga constar de forma expresa el estado defectuoso de las mercancías o su embalaje. No es necesario que el término “limpio” aparezca en el documento de transporte, aun cuando el crédito contenga un requisito de que el documento de transporte deba ser “limpio a bordo”.

    ¿Por qué los bancos siguen insistiendo con la manida cláusula?

    -Un documento aduanero, es un documento aduanero, no una ampliación de un contrato. No permita que el clausulado del CD exija que el Eur-1, Form A, Certificado de origen, etc., indique cosas que pertenecen al ámbito privado de sus relaciones comerciales.

    El responsable aduanero correspondiente no firmará ni aceptará que en estos documentos se añadan cosas como, según contrato número, según packing list número, según referencia número, etc.

    -No permitas que el Crédito Documentario te limite el puerto de embarque.

    -¿Estás seguro de que vas a poder facilitar el certificado de origen que corresponda?

    No confundas origen, lugar donde se ha producido el bien, con procedencia, lugar desde el cual se expide.

    El circuito de los documentos entre la Banca y el Exportador.

    Una vez confeccionados los documentos, la gran mayoría de los créditos se perjudican por exceder el plazo de presentación de los mismos.

    El circuito de los documentos entre el exportador y la entidad bancaria es en la mayoría de los casos poco ágil.

    Solo una presentación correcta de los documentos en la primera presentación garantiza el éxito en el cobro.

    Las entidades bancarias no tienen realmente especialistas de negocio internacional en sus oficinas o sucursales.

    El circuito actual es el siguiente:

    • 1.- El Exportador presenta los documentos exigidos por la carta de crédito en su  oficina bancaria.
    • 2.- La Oficina bancaria “cuando puede”, y este es el primer posible retraso, escanea los documentos y los envía al centro de revisión, o bien los envía por valija, si no tienen un suficiente nivel de automatización.
    • 3.- El centro de revisión, cuando los recibe, los revisa y coteja con el condicionado de la carta de crédito. Generalmente tarda en hacerlo entre 24 y 48 horas.
    • 4.- El centro de revisión avisa a la oficina si los documentos son correctos o si bien existen discrepancias y deben corregirse, o si falta algún documento exigido.
    • 5.- La oficina una vez recibe el aviso de su Centro de revisión, debe comunicar a su cliente la corrección de los  documentos presentados, o la sustitución o aportación de aquellos documentos con discrepancias, o que falten según el condicionado del crédito.

    Es en este punto donde de nuevo el circuito no es generalmente todo lo ágil que se necesita, ya que el aviso del centro de revisión a la oficina puede quedarse en un terminal unas horas o días, vitales para la operación.

    • 6.- La Oficina bancaria avisa al cliente para la sustitución o aportación de los documentos. Si esta es ágil, avisará inmediatamente a su cliente por teléfono, pero si lo hace por correo ordinario o cualquier otro método hará que la operativa se retrase más de lo debido.
    • 7.- La notificación llega al exportador que deberá confeccionar o conseguir los  documentos a sustituir y volver a presentarlos en la oficina bancaria.

    A partir de este momento el circuito vuelve a repetirse con todo lo que ello conlleva en cuanto a plazos.

    Cuando la fecha límite indicada en el crédito documentario, se acerca, y más en envíos donde el tiempo de tránsito es muy corto, y por tanto la fecha límite también lo es, puede suponer en algunos casos, que la documentación faltante o errónea, no pueda aportarse de nuevo corregida en fecha, dejando sin fuerza la garantía de cobro que supone un crédito documentario.

    Muy Importante.

    El exportador no debe aceptar condiciones que, una vez presentados los documentos conforme al condicionado del crédito, impidan o dificulten de hecho percibir sin demora el importe del mismo.

    En caso de existir cualesquier discrepancia sobre el condicionado del crédito documentario, el beneficiario debe establecer contacto inmediato con el ordenante para subsanarlas, y estas no se darán como corregidas hasta que no reciba comunicación del banco avisador modificando las condiciones de apertura del crédito que hayamos comunicado que deben modificarse.

    Por tanto, ¿Quién puede emitir los documentos?

    • Factura: por el beneficiario
    • Documento de transporte: por el transportista o su agente
    • Seguro: por la compañía de seguros
    • Resto de documentos: se ha de especificar el emisor de dichos documentos.

    Si el crédito no lo específica se aceptará tal como los presenten.

    ¿Qué se entiende por originales y copias?

    El crédito lo ha de indicar, sino se aceptarán como originales:

    • Los obtenidos por sistemas de reprografía.

    Los obtenidos por copia si:

    • Están marcados como originales
    • Están firmados, si así lo exige el crédito
    • Las copias estarán marcadas como copias o no marcadas como originales.

    ¿Qué obligaciones y responsabilidades tienen las entidades?

    • Han de revisar los documentos con un cuidado razonable
    • Verificar que los mismos están de acuerdo con los términos y condiciones del crédito
    • Que los documentos concuerdan entre si
    • Cualquier condición a cumplir debe estipular el documento que se ha de presentar.
    • Tienen siete días hábiles para la Verificación.

    Las partes que intervienen solo negocian en función de los documentos y no sobre las mercancías u otros condicionantes distintos de los establecidos en el crédito.

    ¿Cuándo y cómo se han de presentar los documentos?

    • Se han de presentar dentro de la fecha y en el lugar que indica el crédito
    • Se han de presentar dentro del horario de atención al público
    • Si la fecha de presentación no es hábil se prorroga al día siguiente hábil

    ¿Qué son documentos conforme o documentos con reservas?

    Documentos conformes:

    • Si los mismos están de acuerdo con los términos y condiciones del crédito
    • Son concordantes entre si

    Documentos con reservas:

    • Si no están emitidos de acuerdo con los términos y condiciones del crédito
    • No son concordantes entre si

    Acciones de la entidad receptora de los documentos si tienen reservas.

    • Comunicar al presentador de los documentos su decisión
    • Comunicar todas las discrepancias por las que pone reservas
    • Si mantiene los documentos a disposición del remitente o bien los devuelve
    • Indicar si espera instrucciones y/o ponerse en contacto con el ordenante para levantar las reservas.

    A continuación copiamos diferentes escritos que tienen que ver con este tema.

    El conocimiento de embarque de los transitarios frente a las nuevas reglas sobre créditos documentarios

    Blas de Lezo, abogados y consultores SL

    Publicado el 20 diciembre, 2007 por bdlezo

    El autor, realiza un detallado análisis de la nueva normativa bancaria sobre créditos documentarios, las UCP600, las cuales entraron en vigor el pasado mes de Julio de 2007 y que generaron gran polémica entre los transitarios, en especial aquellos que hacen uso de su propio conocimiento de embarque.

    Publicado por Miquel Roca de Blas de Lezo Abogados www.bdlezo.com

    El pasado mes de julio del año en curso entraron en vigor las nuevas Reglas de la Cámara de Comercio Internacional y Usos Uniformes Relativos a los Créditos Documentarios, conocidas como normas UCP600.

    Dicha publicación es importante en dos sentidos. En primer lugar, la nueva normativa bancaria debe ser conocida por aquellos quienes como transitarios se encargan de la gestión del transporte para sus clientes. Un incumplimiento por parte de éstos en cuanto a la documentación de transporte tal como viene exigida por dichas Reglas sería fatal para el buen fin de la compraventa internacional de mercancías apoyada en un crédito documentario, derivándose con ello responsabilidades de graves consecuencias.

    En segundo lugar, lo es por cuanto la publicación de estas normas desató grandes reticencias entre los transitarios, pues si bien las anteriores UCP500 hacían una mención expresa a la posibilidad de que éstos emitieran su propio conocimiento de embarque, las nuevas UCP600 han eliminado por completo esa mención expresa. Ello llevó a concluir por parte de algunos que ya no iba a ser posible que los transitarios emitieran sus conocimientos «house» sino que los bancos, para aquellas operaciones de compra-venta de mercancías en las que mediara un instrumento de crédito documentario, únicamente iban a aceptar conocimientos de embarque emitidos por navieros propiamente dichos.

    Pues bien, ese planteamiento es fundamentalmente erróneo. En primer lugar por la propia lógica jurídica, por la que un mero silencio legislativo no implica necesaria y directamente una prohibición. Pero, en segundo lugar, y más importante, porque el redactado del nuevo artículo 14 (L) establece lo siguiente:

    «Artículo 14. Normas para el examen de los documentos.
    … (L) El documento de transporte puede ser emitido por cualquier parte distinta al transportista, propietario, capitán o fletador a condición de que el documento de transporte cumpla los requisitos de los artículos 19, 20, 21, 22, 23 o 24 de estas reglas.»

    Este artículo permite pues que un transitario, como «parte distinta al transportista», pueda emitir su propio «house bill of lading», sin más requisitos que el cumplimiento de los artículos relativos a los documentos de transporte que regulan las Reglas.

    Bien es cierto que algún momento puntual algunos Bancos consideraron oficialmente a los conocimientos de embarque emitidos por los transitarios como documentos que no merecen la calificación de «documento de transporte», pero por el contrario la mayoría de ellos vienen aceptando hoy en día los conocimientos de embarque emitidos por persona distinta al naviero.

    Blas de Lezo Abogados ha podido corroborar muy recientemente la aceptación de un conocimiento de embarque emitido por un transitario por parte de los bancos a través de la respuesta colegiada obtenida del Comité Español de la Cámara de Comercio Internacional, la cual podemos resumir en los siguientes términos:

    Cualquier documento que pretenda utilizarse como conocimiento de embarque, independientemente del nombre que reciba, deberá estar firmado por el transportista o su agente designado;

    Cualquiera de los documentos de transporte referidos en las Reglas UCP puede ser emitido por otra parte distinta al transportista, propietario, capitán o fletador, a condición de que el documento de transporte cumpla los requisitos previstos en las Reglas;

    Para que se acepte el conocimiento de embarque emitido por el transitario, éste deberá firmarlo como transportista u operador, o como agente de una de esas partes.

    Únicamente en el caso de no cumplir el transitario estas tres premisas, podría no ser aceptado su conocimiento de embarque como documento de transporte, debiendo entonces, además, ser aceptada su validez de forma expresa por el propio crédito documentario, lo cual, no escapa a nadie, es altamente improbable que ocurra.

    En base a lo anterior, debemos pues concluir que las nuevas UCP600 aceptan y dan validez a los conocimientos de embarque emitidos por los transitarios, en lo que a créditos documentarios se refiere, siempre que cumplan dichas Reglas, y en especial los artículos 19, 20, 21, 22, 23 y 24, en lo referente a su contenido y forma.

    Es por ello aconsejable que aquellos transitarios que habitualmente hagan uso de sus propios conocimientos de embarque consigan una copia completa de la nueva normativa sobre créditos documentarios de manos de su entidad bancaria, y que busquen el asesoramiento de sus abogados para cotejar esa nueva normativa con el contenido de sus conocimientos de embarque, para con ello asegurar el buen fin de la operación comercial de la que nace el transporte.

    Sobre la existencia de reservas en el conocimiento de embarque

    http://www.legaltoday.com/practica-juridica/mercantil/transporte_y_logistica/sobre-la-existencia-de-reservas-en-el-conocimiento-de-embarque

    Tradicionalmente, el conocimiento de embarque hace prueba de la carga de las mercancías en el buque, siendo esta una presunción iuris tantum que puede destruirse mediante prueba en contrario, siempre que, su transmisión no se hubiera realizado en favor de un tercer adquirente de buena fe. Al mismo tiempo, prueba la existencia de un contrato de transporte de mercancías y, dado su carácter de título-valor, otorga a su tenedor la posesión mediata de las mercancías siendo, por tanto, un medio de disposición de las mismas.

    Hoy día, dado el enorme volumen de mercancías que se mueve en los puertos, unido a la enorme velocidad con la que se llevan a cabo las operaciones de carga y descarga y al hecho de que gran parte de las mercancías viajan precintadas en contenedor favorece la inclusión de reservas, dada la imposibilidad por parte del porteador de comprobar la veracidad de la declaración realizada por el cargador respecto de las mercancías que realmente fueron cargadas y estibadas en el buque.

    Sin embargo, se ha cuestionado por parte de la doctrina si tales reservas son válidas conforme al artículo 3.8. de las Reglas de La Haya-Visby, que establece la nulidad de aquellas cláusulas, convenios o acuerdos que exoneren o atenúen la responsabilidad por pérdida o daño de las mercancías procedentes de la negligencia, falta o incumplimiento de los deberes del porteador (que se tendrán, además, en todo caso, por no puestas). El propio Convenio de La Haya resuelve cualquier duda al respecto al matizar que dicha validez vendrá condicionada por dos requisitos que han de concurrir conjuntamente: a) que exista la creencia por parte del porteador que la declaración del cargador no es exacta y;  b) que el porteador no haya tenido un medio razonable de comprobarlas (artículo 3.3. de las Reglas de La Haya-Visby).

    Una línea doctrinal importante apoyada por parte de la jurisprudencia considera las reservas como medios para la inversión de la carga de la prueba en el sentido de que obligarán al cargador a probar la veracidad de la declaración realizada en el conocimiento.

    De un lado, la inexactitud en la declaración puede venir referida a las marcas, al peso o a la cantidad de las mercancías. En estos casos, el porteador será responsable frente al tenedor del conocimiento de los daños o perjuicios causados, si bien, podrá repetir contra el cargador.

    No obstante, el artículo 4.5. del Convenio establece una limitación de la responsabilidad del porteador en los casos de daños y pérdida de la mercancía. Dicha limitación quedará supeditada a la naturaleza y al valor de la mercancía expresado en el conocimiento por el cargador antes de su embarque o, en defecto de tal declaración, a un máximo de 666,67 unidades de cuenta por bulto o unidad, o 2 unidades de cuenta por kilogramo de peso bruto de las mercancías perdidas o dañadas, aplicándose de ambos límites el más elevado.  La unidad de cuenta a la que se refiere el Convenio de La Haya es el derecho especial de giro, que es un activo creado en 1969 por el Fondo Monetario Internacional cuyo valor está basado, a su vez, en el de cuatro divisas valorados en dólares de Estados Unidos sobre la base de los tipos de cambio cotizados a mediodía en el mercado de Londres (estas divisas suelen ser el dólar, la libra, el euro y el yen).

    De otro lado, si la inexactitud se refiere a declaración dolosa por el cargador acerca de la naturaleza y el valor de las mercancías, el porteador quedará exento de cualquier responsabilidad por los daños o pérdidas de la mercancía.

    También puede suceder que sea el propio porteador, o bien, alguno de sus dependientes, tales como el capitán, quien a partir de aquellas reservas reflejadas por el cargador a partir del mate’s receipt o recibo de carga, no las recoja en el conocimiento de embarque por presión de la empresa vendedora, originándose un daño o perjuicio al tomador del conocimiento, quien adquiere algo distinto a lo pactado en el contrato de compraventa (p.ej.,mercancía defectuosa en lugar de aquello que constituye el objeto del contrato internacional de compraventa habiéndose pactado como medio de pago un crédito documentario que exige un conocimiento de embarque limpio o sin reservas). A este supuesto se refirió la Audiencia Provincial de Pontevedra en relación a una partida de hierro procedente del puerto de Odessa (Ucrania) y con destino al puerto de Marín, donde la mercancía fue descargada con claros signos de oxidación cuando ya en el mate’s receipt se había indicado una serie de reservas acerca de su estado que no fueron recogidas por el capitán al emitir este un conocimiento de embarque limpio o neto. El banco del comprador pagó al haberse cumplido las condiciones del crédito documentario con el consiguiente perjuicio para este.

    La Audiencia Provincial de Pontevedra, sin embargo, desestimó el recurso de apelación que la empresa compradora interpuso contra la sentencia que ya le había sido desfavorable en primera instancia y, al examinar la posible concurrencia de responsabilidad extracontractual dictaminó que constituye doctrina jurisprudencial del Tribunal Supremo para la imputación de tal responsabilidad requisito indispensable la determinación del nexo causal entre la conducta del agente y la producción del daño, aplicándose para alcanzar dicha determinación el principio de causalidad adecuada, que exige para apreciar la culpa del agente, «que el acto antecedente que se presenta como causa tenga la virtualidad suficiente para que del mismo se derive, como consecuencia necesaria, el efecto lesivo producido, no siendo suficiente las simples conjeturas, o la existencia de datos fácticos, que por una mera coincidencia, induzcan a pensar en una posible interrelación de esos acontecimientos». La Audiencia Provincial no encontró debidamente probada ese nexo causal en la prueba practicada y volvió a fallar en contra de la actora, eximiendo al capitán de tal responsabilidad como agente de la empresa armadora-porteadora, a pesar de haber emitido aquel conocimiento neto sin las reservas existentes en el mate’s receipt.

    De otro lado, la existencia de reservas en el conocimiento de embarque puede frustrar la concesión de un crédito documentario, que es el medio de pago más usado en las compraventas internacionales cuando una empresa exportadora en su condición de vendedora y, desconociendo la seriedad o la solvencia económica de la compradora en su condición de importadora, pretende asegurarse el pago de tal operación «contra entrega de documentos». Y uno de esos documentos esenciales que han de revisar los bancos cuando el medio de transporte utilizado es el marítimo, es el conocimiento de embarque.

    El crédito documentario se rige por las Reglas y Usos Uniformes Relativos a los Créditos Documentarios (UPC) cuya última revisión tuvo lugar en noviembre de 2006 por la Cámara de Comercio Internacional y publicadas como publicación de la CCI número 600 (UPC 600). Cabe decir que los bancos no asumen responsabilidad alguna en cuanto a la forma, la exactitud o la autenticidad de los documentos (artículo 14 UPC 600). Simplemente, examinarán los documentos comprobando su aparente acuerdo con el condicionado del crédito.

    Si existen reservas en los documentos que se traduzcan en discrepancias en torno a lo negociado por las partes, la empresa importadora puede rechazar la documentación y, por tanto, no aceptar la mercancía, por lo que la empresa exportadora recuperaría la misma, pero tendría que hacerse cargo de los gastos ocasionados así como del posible deterioro de las mismas durante su tránsito marítimo. No hay que olvidar que las comisiones que los bancos obtienen en este tipo de operaciones son muy superiores a las de otros medios de pago tales como la transferencia, y su importe habrá de deducirse del beneficio económico de la operación comercial, mermando su cuantía.

    ¿Necesitas un estudio de mercados internacionales realizado con datos y fuentes exclusivamente oficiales?

    En el menú principal tienes información sobre inteligencia de mercados para la exportación e internacionalización.

    NOTICIAS QUE IMPORTAN Y EXPORTAN

    Antes de seguir. ¿Quieres estar mejor informado?

    Recibe semanalmente un resumen de noticias de casi 200 fuentes de información, sobre niveles de fletes y todo lo relacionado con el comercio exterior e internacional, cuidadosamente seleccionadas y resumidas a mano por mí.

    Darse de alta es gratis. Darse de baja también.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    error: Content is protected !!