Lista de Páginas Regímenes y Destinos Aduaneros
  • Regímenes y destinos aduaneros
  • Despacho Importación a Libre Práctica
  • RPA-Régimen Perfeccionamiento Activo
  • RPP-Régimen Perfeccionamiento Pasivo
  • ADT-Almacén Depósito Temporal
  • Depósito Aduanero
  • Depósito Fiscal
  • Depósito Ficticio
  • LAME-Local Almacenamiento Mercancías Exportación
  • Zona Franca
  • Tránsito Aduanero
  • Cuaderno TIR
  • Cuaderno ATA
  • Cuaderno CPD
  • Exportación
  • Reexportación
  • Importación Temporal
  • Abandono
  • Destrucción
  • Depósito Aduanero

    Contenido de esta página:

    ¿Necesitas un estudio de mercados internacionales realizado con datos y fuentes exclusivamente oficiales?

    En el menú principal tienes información sobre inteligencia de mercados para la exportación e internacionalización.

    Los regímenes especiales de depósito.

    ¿Cuáles son los regímenes especiales de depósito?

    Se trata de dos regímenes aduaneros que permiten el almacenamiento de mercancías no pertenecientes a la Unión Europea, sin que estén sujetas a:

    • a derechos de importación,
    • otros gravámenes prescritos por otras disposiciones pertinentes en vigor,
    • a medidas de política comercial en la medida en que no prohíban la entrada de mercancías en el territorio aduanero de la Unión o su salida de él.

    Los regímenes especiales de depósito se dividen en dos:

    • el régimen especial de DEPÓSITO ADUANERO
    • el régimen especial de ZONA FRANCA

    Normativa.

    • Reglamento (UE) nº 952/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se establece el Código Aduanero de la Unión
    • (DOUE, 10-octubre-2013).
    • Reglamento Delegado (UE) 2015/2446 de la Comisión de 28 de julio de 2015 por el que se completa el Reglamento (UE) Nº 952/2013 del
    • Parlamento Europeo y del Consejo con normas de desarrollo relativas a determinadas disposiciones del Código Aduanero de la Unión
    • (DOUE, 29-diciembre-2015).
    • Reglamento de Ejecución (UE) 2015/2447 de la Comisión, de 24 de noviembre de 2015, por el que se establecen normas de desarrollo
    • de determinadas disposiciones del Reglamento (UE) nº 952/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se establece el
    • Código Aduanero de la Unión (DOUE, 29-diciembre-2015).

    ¿Qué es el depósito aduanero?

    La expresión depósito aduanero tiene una doble acepción:

    • Como instalación o inmueble: el depósito aduanero es todo lugar reconocido por las autoridades aduaneras y sometido a su control, en el que puedan almacenarse mercancías de importación en las condiciones establecidas en la normativa aduanera.
    • Como una situación jurídico-aduanera en la que se encuentran las mercancías: el régimen especial de depósito aduanero es aquel que permite el almacenamiento, en unas instalaciones de depósito aduanero, de mercancías no pertenecientes a la Unión Europea en las condiciones establecidas para los regímenes especiales de depósito.

    Normalmente ambas acepciones suelen utilizarse de manera simultánea, ya que se solicita que sea autorizado un local como depósito aduanero, para así poder vincular al régimen especial de depósito aduanero mercancías procedentes de terceros países en dichas instalaciones.

    En el depósito aduanero sólo se contempla la posibilidad de almacenar, en las instalaciones autorizadas, mercancías no pertenecientes a la Unión.

    No obstante, las autoridades aduaneras pueden incluir, en el mismo acuerdo, una autorización para almacenar conjuntamente mercancías vinculadas al régimen de depósito aduanero con mercancías de la Unión, siempre que exista una necesidad económica y no quede comprometida la vigilancia aduanera.

    Estos regímenes se encuentra regulados en la Orden de 4 de agosto de 1987 por la que se desarrolla el Real Decreto 2094/1986, sobre depósitos aduaneros y régimen de depósito aduanero.

    https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-1987-18389

    ¿Cuánto tiempo pueden estar las mercancías vinculadas a cualquiera de los dos regímenes especiales de depósito, depósito aduanero y zona franca?

    El tiempo de permanencia de mercancías en un régimen de depósito no está limitado, por lo que las mercancías que se encuentren vinculadas a cualquiera de los dos regímenes especiales de depósito podrán estar, en dicha situación, tanto tiempo como lo estime conveniente la persona que tenga el poder de disposición sobre dichas mercancías.

    Tan solo, en circunstancias excepcionales, las autoridades aduaneras podrán fijar un plazo máximo en el que deberá ultimarse el régimen de depósito, en particular, cuando, en caso de almacenamiento de larga duración, el tipo y la naturaleza de las mercancías pueda constituir una amenaza para la salud pública, la sanidad animal o la fitosanidad o para el medio ambiente.

    • El régimen especial se ultimará cuando las mercancías incluidas en dicho régimen se incluyan en otro régimen aduanero posterior, hayan salido del territorio aduanero de la Unión, se hayan destruido sin producir residuos o se abandonen en favor del Estado, de conformidad con el artículo 199 del Reglamento (UE) Nº 952/2013.

    Las autoridades aduaneras adoptarán todas las medidas necesarias para regularizar la situación de las mercancías para las cuales no se haya ultimado un régimen en las condiciones previstas.

    • En casos específicos, las mercancías incluidas en un régimen especial distinto del de tránsito o de zona franca podrán circular entre distintos lugares del territorio aduanero de la Unión.

    En tanto las mercancías se encuentren incluidas en un régimen especial distinto del de zona franca, podrán circular entre distintos lugares del territorio aduanero de la Unión sin tener que vincularlas al régimen especial de tránsito, amparándolas en los procedimientos reglamentariamente establecidos para cada uno esos los regímenes.

    En este punto es conveniente hacer mención al mecanismo de circulación, sin formalidades aduaneras, que se establece en el artículo 179.3 Reglamento Delegado (UE) 2015/2446 de la Comisión, de 28 de julio de 2015, por el que se completa el Reglamento (UE) nº 952/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo con normas de desarrollo relativas a determinadas disposiciones del Código Aduanero de la Unión (RDCAU), para las mercancías vinculadas al régimen especial de depósito aduanero.

    Evidentemente, este mecanismo de circulación sin formalidades aduaneras no es de aplicación para las mercancías vinculadas al régimen especial de zona franca.

    MANIPULACIONES USUALES.

    Las mercancías incluidas en un régimen de depósito aduanero o de perfeccionamiento o en una zona franca podrán ser sometidas a las manipulaciones usuales destinadas a garantizar su conservación, mejorar su presentación o su calidad comercial o preparar su distribución o reventa.

    La lista de manipulaciones usuales autorizadas se recoge en el Anexo 71-03 del Reglamento Delegado (UE) 2015/2446 de la Comisión, de 28 de julio de 2015, por el que se completa el Reglamento (UE) nº 952/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo con normas de desarrollo relativas a determinadas disposiciones del Código Aduanero de la Unión.

    Otras manipulaciones específicas.

    1. PERFECCIONAMIENTO.

    Cuando exista una necesidad económica y ello no comprometa la vigilancia aduanera, las autoridades aduaneras podrán autorizar la realización del perfeccionamiento de mercancías en régimen de perfeccionamiento activo o de destino final dentro de un depósito aduanero, con sujeción a las condiciones que establecen dichos regímenes.

    Dichas mercancías no se considerarán incluidas en el régimen de depósito aduanero.

    2. VENTA AL POR MENOR.

    Las autorizaciones para la explotación de instalaciones de almacenamiento para el depósito aduanero de mercancías se concederán a condición de que las instalaciones de almacenamiento no se utilicen para la venta al por menor, a menos que la venta al por menor de las mercancías se realice en cualquiera de las situaciones siguientes:

    a) con franquicia de los derechos de importación a los viajeros con destino a países o territorios situados fuera del territorio aduanero de la Unión o procedentes de los mismos;

    b) con franquicia de los derechos de importación a los miembros de organizaciones internacionales;

    c) con franquicia de los derechos de importación a las fuerzas de la OTAN;

    d) con franquicia de los derechos de importación en virtud de acuerdos diplomáticos o consulares;

    e) a distancia, incluso a través de internet.

    3. MERCANCÍAS EQUIVALENTES.

    Se considerarán mercancías equivalentes las mercancías de la Unión depositadas, utilizadas o transformadas en lugar de las mercancías incluidas en un régimen especial.

    Salvo que se disponga lo contrario, las mercancías equivalentes deberán tener el mismo código de ocho dígitos de la nomenclatura combinada, ser de idéntica calidad comercial y poseer las mismas características técnicas que las mercancías a las que sustituyan.

    A condición de que se garantice la buena administración del régimen, en particular en lo relativo a la vigilancia aduanera, y previa solicitud, las autoridades aduaneras autorizarán la utilización de mercancías equivalentes al amparo de un régimen de depósito aduanero, de zona franca, de destino final o de perfeccionamiento.

    Depósito Distinto del Aduanero – DDA

    Recinto análogo al Depósito Aduanero visto anteriormente, pero sólo con efectos de tributación nacional (IVA)

    El Depósito Distinto del Aduanero (DDA) es un área exenta del pago de IVA para aquellas mercancías procedentes de la UE y para aquellas que procedente de terceros países han sido despachadas previamente a libre práctica, esto es, se ha liquidado el arancel correspondiente pero no el IVA.

    Es un Almacén Fiscal debidamente autorizado por las autoridades españolas, que permite interesantes procedimientos para comprar mercancías a empresas intermediarias (importadoras y distribuidoras), sin tener que pagar el IVA en el momento de la compra ni al recibir las mercancías.

    La Ley 37/1992, que regula el I.V.A. establece en relación con el régimen de Deposito Distinto Aduanero (en adelante DDA) la exención del IVA para la importación y el régimen suspensivo del I.V.A. aplicable tanto a los bienes objeto de Impuestos Especiales como a los bienes excluidos del régimen de depósito aduanero.

    Conveniente para mercancías comunitarias con vistas a la exportación, siendo especialmente interesante para ventas sucesivas (por ejemplo, cuando el fabricante no es el mismo que el exportador), como lo es en las Operaciones Triangulares.

    Estas operaciones permiten introducir la mercancía nacional destinada a la exportación para obtener beneficios del IVA soportado en la elaboración de sus productos hasta la salida del DDA o el despacho a consumo de la mercancía.

    Esta figura es una ventaja comercial que debería ser explotada por aquellas empresas, Operadores Logísticos, transitarios, agentes de aduanas, etc. que realicen operaciones de importación, de introducción intracomunitaria o de fabricación en general con el objeto de beneficiarse posponiendo el pago del IVA correspondiente a la operación.

    La vinculación de las mercancías al DDA permite realizar, entre otras, las siguientes operaciones:

    Posibilidad para operadores comunitarios de operar en territorio nacional sin soportar cargas fiscales nacionales.

    Posibilidad de realizar ventas en el propio DDA.

    La introducción de mercancías para su almacenamiento temporal y posterior exportación para su venta parcial o total a empresas no residentes en España con exención de la liquidación del IVA a su salida del DDA (DDA a la Exportación).

    La introducción de mercancías para su almacenamiento temporal y posterior importación para su venta parcial o total a empresas residentes en España con exención de la liquidación del IVA a su salida del DDA (DDA a la Importación).

    La liquidación del IVA se efectúa a la salida de las mercancías del DDA teniendo la posibilidad nuestro cliente de solicitar su devolución juntamente con su pago mediante la presentación del Modelo 380 de “Declaración Liquidación del IVA en Operaciones Asimiladas a las Importaciones”.

    La introducción de mercancías para su almacenamiento por tiempo ilimitado previa liquidación de aranceles y sin liquidación del IVA.

    Realizar manipulaciones como el retractilado de bultos, divisiones de la mercancía por destinatarios, etc., a la exportación, siendo mercancías comunitarias, o bien después de haber sido despachadas a Libre Práctica-Pago sólo de arancel, en el DA-Depósito Aduanero anteriormente.

    Ventajas adicionales del DDA:

    • Servicios del operador logístico exentos de IVA
    • Posibilidad de eliminación del inmovilizado de IVA de importación.
    • Posibilidad de ventas a clientes exentas de IVA
    • Reexpediciones comunitarias exentas de IVA

    Funcionamiento del DDA:

    Las mercancías de importación llegan en Transito desde un DA-Depósito Aduanero, despachadas a Libre Practica, a nombre de la empresa importadora.

    Una vez introducidas en el DDA, esta mercancía es adquirida por la empresa distribuidora, hecho que comunicamos a la AEAT solicitando a ésta la salida de las mercancías.

    Ventajas:

    La ventaja de aplicar este procedimiento es que no se produce IVA, ni en el momento de la venta, ni en el momento de retirar las mercancías del DDA, en aplicación de la Ley 37/1.992 del Impuesto sobre el Valor Añadido y su Reglamentación sobre «operaciones asimiladas a las importaciones»

    Como se justifica el pago del IVA:
    El comprador «auto liquida» su IVA dentro de cada período de liquidación que le corresponda en función de su volumen de operaciones (mensual o trimestral).

    Si el comprador no es consumidor final de los productos adquiridos, tiene derecho a recuperar el IVA soportado, por lo que en tal supuesto practicará su autoliquidación utilizando el documento oficial modelo 380.

    El DDA facilitará para ello las claves y datos para cumplimentarlo, de forma que resulte «Cuota 0».

    COMPRANDO EN DDA
    ¿Quién puede beneficiarse del servicio del DDA?
    Las mercancías que hayan sido previamente vinculadas a este Depósito especial disfrutan ya del Estatuto Comunitario pues han sido previamente despachadas de importación por la Aduana española y pagados sus aranceles.

    En consecuencia, estas mercancías pueden ser adquiridas por cualquier empresa española o comunitaria, sin tener que realizar el pago del IVA en el momento de su retirada, ni tampoco mediante la facturación del vendedor, el cual, en todo caso debe facturar los productos sin incluir IVA en sus facturas.

    Este procedimiento está contemplado en la Ley 37/1.992 del Impuesto sobre el Valor Añadido y su Reglamento como: «operaciones asimiladas a las importaciones»

    Una vez que la operación está convenida, el vendedor debe entregar una copia de la factura que expida al comprador, la cual será presentada por el DDA a la Agencia Tributaria Española junto con la pertinente solicitud de autorización para poder retirar la mercancía del Depósito e inmediatamente se recibe la autorización y la mercancía queda disponible para su entrega al comprador.

    El comprador «autoliquidará» su IVA dentro de cada período de liquidación que le corresponda en función de su volumen de operaciones (mensual o trimestral).

    Si el comprador no es consumidor final de los productos adquiridos, tiene derecho a recuperar el IVA soportado, por lo que en tal supuesto practicará su autoliquidación utilizando el documento oficial denominado Modelo 380. 

    En este documento cumplimentará sus datos identificativos y en el apartado correspondiente a «Declaración-Liquidación» consignará los siguientes datos:

    Operación

    Establecimiento: número de registro del DDA.

    Base imponible: La suma total de los importes de las facturas que correspondan a sus compras.

    Tipo de IVA

    Cuota (A): La cantidad resultante (Tipo x Base imponible)

    IVA Deducible (B): Mismo importe que el consignado en la casilla Cuota (A) y

    Cuota a ingresar (A-B): 0% {no existe desembolso real, quedando la liquidación   automáticamente.

    Si el comprador es consumidor final, no existe compensación, por lo que simplemente la cuota resultante se ingresará.

    ¿Cuáles son las ventajas comprando en el DDA?

    Ahorro financiero para el comprador, puesto que el comprador autogestiona su propio IVA, no tiene que desembolsar ni soportar costes producidos por el adelanto del dinero hasta que se produce la compensación.

    VENDIENDO EN DDA

    La venta por medio de un DDA permite importar mercancías sin tener que pagar el IVA español en nuestro caso, además de otras muchas ventajas operativas y estratégicas.

    ¿Cómo se realizan las operaciones de importación y las ventas a través de este DDA?

    Cualquier operación a realizar en el DDA, debe introducirse físicamente para su almacenamiento, en los casos que su venta no está todavía decidida, o mientras se realiza la tramitación de la venta cuando esté realizada y se requiere entregar con urgencia la mercancía al comprador final.

    El procedimiento resumido es el siguiente:

    En el momento de la vinculación, las mercancías son enviadas al DDA para ser despachadas de aduanas a nombre del importador, a cuyo efecto se utiliza la factura del proveedor y se liquidan los derechos arancelarios que correspondan, pero no el IVA.

    Una vez despachadas las mercancías, éstas adquieren el Estatuto Comunitario y pueden permanecer en el Depósito hasta el momento de ser vendidas.

    Cuando la venta de la mercancía, o de una parte de ella, es acordada, el vendedor (el importador) deberá facilitar al cliente comprador final una factura en la que deberán figurar los siguientes detalles:

    (1) el N.I.F. del comprador,
    (2) Indicar que la venta se realiza en el DDA de la compañía X
    (3) No incluir ningún importe de IVA.

    Dicha copia de factura será utilizada por  el DDA para comunicar a las Autoridades Españolas que la mercancía se ha vendido en el DDA, y al mismo tiempo solicitar la autorización para que la misma pueda ser entregada al comprador.

    Una vez registrada la operación y recibida la pertinente autorización, las mercancías quedan en situación de poder abandonar el Depósito y entregarse a los compradores finales.
    (4) Copia del documento 380 que debe presentar la empresa compradora, para cerrar la operación y poder retirar de nuestras instalaciones la mercancía.

    Debemos tener en cuenta que la importación y posterior venta se realizan dentro del mismo DDA por lo que éste deberá ser de nuestra entera confianza, ya que será conocedor de los precios de compra a la importación, como los precios que aplicamos a la venta al comprador final.

    Por tanto, la única factura que el comprador español podrá ver será la que decida el vendedor, pero nunca la factura del proveedor original de la mercancía.
    Ahorro financiero para el vendedor. Puesto que no se paga el IVA a la importación de las mercancías, el importador se ahorra el coste financiero del desembolso durante los meses transcurridos hasta su recuperación.

    Ahorro financiero del comprador. Puesto que el IVA no tiene que ser pagado al vendedor, el comprador podrá auto liquidar su IVA en su correspondiente declaración mensual o trimestral.

    Preguntas y respuestas.

    ¿Necesitas un estudio de mercados internacionales realizado con datos y fuentes exclusivamente oficiales?

    En el menú principal tienes información sobre inteligencia de mercados para la exportación e internacionalización.

    NOTICIAS QUE IMPORTAN Y EXPORTAN

    Antes de seguir. ¿Quieres estar mejor informado?

    Recibe semanalmente un resumen de noticias de casi 200 fuentes de información, sobre niveles de fletes y todo lo relacionado con el comercio exterior e internacional, cuidadosamente seleccionadas y resumidas a mano por mí.

    Darse de alta es gratis. Darse de baja también.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    error: Content is protected !!