El Bill of Lading, B/L marítimo, NO es título de propiedad

CONOCIMIENTO DE EMBARQUE MARITIMO, BILL OF LADING, B/L El conocimiento de embarque marítimo, Bill of Lading, B/L, NO es título de propiedad.

El que paga el flete marítimo manda.

El que paga el flete marítimo da las instrucciones que crea conveniente para la confección el Bill of Lading, Conocimiento de embarque marítimo o B/L, como quiera llamarlo o conozca.

El que paga el flete marítimo indica lo que debe aparecer en cada una de las casillas, que le corresponda, del Bill of Lading.

Si esto no está claro y tú eres el exportador ya puedes tener cuidado.

Hay muchísimos post donde supuestos profesionales dicen:

Yo es que cuando el fabricante me llama, no el exportador, no confundamos, y me dice que le haga llegar el Bill of Lading original, yo se lo envío por que es el propietario de la mercancía. Que barbaridad.

¿Pero a ti quien te paga el flete marítimo, el fabricante o el exportador?

¿Quién eres tú para involucrarte en una operación comercial?

¿Quién aparece como shipper, que normalmente es el exportador en el B/L?

¿Quién eres tú para facilitar información confidencial a un tercero que no tiene nada que ver con el flete marítimo?

Y tú exportador, ¿sabes que esto no será la primera ni última vez que ocurra y que el fabricante por culpa de una mala praxis le están haciendo llegar información de a donde va la mercancía que tú estás enviando y quién es el destinatario?

Mientras que sigas comprando a tu proveedor, cumplas con los acuerdos, pagues en condiciones, etc., posiblemente no pasará nada, pero el día que dejes de hacerlo ¿cuanto tiempo crees que tardará en levantar el teléfono y ofrecer sus productos directamente a tu cliente?

El fabricante no puede ni debe tener una mísera copia del Bill of Lading por mucho que lo reclame, insista en que la mercancía en suya, que diga que es el quien la ha vendido, que el ha realizado el despacho de exportación y quiere una copia, etc, etc. Nada.

¿Saben estos “profesionales” lo que implica que un tercero ajeno al transporte marítimo tenga en su poder el juego de originales de un B/L?

¿Se imagina alguien que uno fuera a una taquilla de metro, pagare el billete, y se lo dieran al que está detrás nuestro? ¿No verdad? Por que el billete de metro es un contrato de transporte también.

¿Se imagina alguien que llegara un mensajero a nuestras oficinas, recogiera el paquete que queremos enviar y entregara el albarán, que es también un contrato de transporte, a los de la oficina de al lado? ¿No verdad?

¿Se imagina alguien que cuando estuviéramos comprando un billete de avión, que es también un contrato de transporte, en vez de indicar quien es el pasajero y número de maletas que estamos informando pusieran lo que un tercero les indicara? ¿No verdad?

Además, ¿saben estos “profesionales” lo que implica que se pierdan los originales de un B/L cuando envían éstos a quien no corresponde, éste a quien finalmente le corresponde y este a destino? Algunos dicen que fácil, se llama a la empresa que los emitió para que emitan un juego completo de nuevo. Esto lo veremos en otro post.

Mis disculpas si lo anterior parece un poco agresivo, altivo, soberbio o arrogante por mi parte, pero es una pena que la información que se dé no sea la real, o que las partes implicadas desconozcan sus derechos u obligaciones. Soy el primero en reconocer que más bien por suerte, en esta profesión siempre surgen detalles que hacen que nunca se acabe de aprender, pero hay ciertas cosas que son de “cajón”.

Y ahora vamos con el título de este post para aclarar todo esto.

El conocimiento de embarque Marítimo, Bill of Lading, B/L, no es un título de propiedad.

Pues aunque los veas más de cien veces escrito, el Conocimiento de Embarque Marítimo o Bill of Lading (B/L), no es un título de propiedad como algunos pretenden entender como tal.

Al final de este post verás por qué todo lo que leas a continuación tiene muchísima importancia.

El Conocimiento de Embarque Marítimo o Bill of Lading (B/L), es un contrato de transporte marítimo, y punto.

Este tiene en otras las siguientes funciones y características:

El conocimiento de embarque marítimo o Bill of Lading es un recibo dado al embarcador (shipper), por la mercancía entregada para su transporte marítimo.

Es un recibo en el que se detallan las mercancías embarcadas y el estado en que fueron cargadas.

Demuestra y prueba la existencia de un contrato de transporte, en este caso marítimo, y otorga derechos sobre las mercancías durante su transporte y mientras éstas no lleguen a su destino y sean recibidas por el consignatario o legítimo tenedor del BL. Las condiciones que amparan ese transporte aparecen en el dorso del documento original.

Y contra la creencia generalizada de que es un título de propiedad, entendido como tal, esto en modo alguno es así como veremos a continuación.

Rodolfo González Lebrero, en su Manual de Derecho de la Navegación, Editorial Depalma, Buenos Aires, 2000, a Pág. 405 dice:

“El Conocimiento de Embarque es literal, autónomo y causal y su legitimo tenedor tiene la posesión simbólica de las mercaderías, lo cual le permite disponer de ellas aún durante el viaje. Al llegar el buque a destino, quien sea en ese momento el legítimo tenedor del conocimiento de embarque, tiene el derecho de exigir al transportista la entrega de dichas mercancías, tal como figuran descritas en ese documento, concluyendo así la circulación de este”.

“Luego de entregada la mercadería en destino, ante la presentación de uno de los ejemplares originales, los demás pierden su valor como documentos originales”.

En otras palabras, los Conocimientos de Embarque solo tienen valor como documentos comprobatorios de la mercancía que amparan y transportan y su vigencia queda circunscrita hasta la entrega de las mercaderías en el destino indicado en éste al legítimo tenedor del mismo.

Después de esto el Bill of Lading pierde su valor, por haber concluido su objetivo, el cual es, ser un título representativo de mercaderías.

Hay además un escrito muy clarificador escrito por el despacho de abogados del Dr. Jaime Antonio Arias Bojórquez que resumo a continuación.

“El conocimiento de embarque acredita la propiedad de las mercaderías que ampara y da derecho a su tenedor legítimo de reclamar la entrega de tales mercancías a la presentación del documento, previo pago de los derechos que en el mismo título se consignan.”

No deberá entenderse entonces que el BL sea un título de propiedad “per se”, sino que solamente incorpora este derecho mientras dura el transporte de la mercadería que ampara, las que al llegar a puerto deben ser entregadas a su consignatario o legítimo tenedor, terminando aquí la validez de su giro.

De ser así, todos los BLs entrarían a reñir con los títulos de dominio, como son los certificados de depósito o los contratos de compraventa, permuta, suministro, dación en pago y todos aquellos que bajo nuestro orden legal transfieran el dominio de tales bienes.

Pretender entonces demostrar mejor derecho en un proceso judicial, mediante copias certificadas de Conocimiento de Embarque, que además ya fueron cancelados en puerto cuando fueron entregadas las mercaderías que amparaba y que consecuentemente carecen de todo valor probatorio, contra un contrato internacional de suministro con reserva de dominio, cuyas firmas se encuentran apostilladas por la Convención de la Haya del 5 de octubre de 1961, es desconocer en su base elemental el valor de los títulos de dominio”

Reserva de dominio.

Ahí está la cuestión. Si en el contrato de compraventa incluímos este pacto, nos reservamos el derecho de dominio.

¿Como puede ser el Conocimiento de Embarque Marítimo, Bill of Lading, B/L, un título de propiedad entonces?

En la web www.ic-abogados.com propiedad de Dña. Mª Ángeles Rico Zafra, concretamente en http://www.ic-abogados.com/diccionario-juridico/pacto-de-reserva-de-dominio/12 explica perfectamente lo que significa esto y que indicamos a continuación.

Pacto de reserva de dominio

El pacto de reserva de dominio es aquel pacto que suele incluirse en ciertos contratos de compraventa por el que el vendedor se reserva la propiedad de la cosa vendida hasta haber recibido la totalidad del precio, normalmente aplazado.

De este modo, el vendedor no transmite la propiedad del bien, sino sólo su posesión.

Se entiende que lo que existe en estos casos es una condición suspensiva, de manera que hasta que no se cumpla tal condición (es decir, hasta que no se pague la totalidad del precio), no se transmite la propiedad. Una vez satisfecho el precio, la propiedad del bien se transmitirá de forma automática.

Este pacto no afecta a la perfección del contrato, sino sólo a su consumación y transmisión del dominio.

ES muy habitual en enajenaciones de bienes muebles (por ejemplo, coches), y bastante raro en compraventa de bienes inmuebles.

Uno de sus principales efectos es que el impago del precio llevará consigo la resolución de la compraventa, pudiendo el vendedor reivindicar la devolución de la cosa.

Continuando con el Conocimiento de Embarque Marítimo o Bill of Lading (B/L)

¿Quién emite y firma el Bill of Lading?

Los navieras, armadores, agente designado por él, agentes consignatarios o el capitán del buque, a instancias y siguiendo las instrucciones del shipper/embarcador y nadi más.

Este documento se emiten normalmente, tres originales, indicados como tal en éste, y en la parte inferior derecha numerados como 1/3, 2/3 y 3/3, así como diferentes copias indicadas como “no negociables”, “copy non negotiable” y sin validez alguna salvo para guardarlos en nuestro expediente.

¿Qué circuito sigue el Bill of Lading desde su emisión hasta la entrega en destino de la mercancía?

Una de las figuras que hemos visto como emisores de este documento se lo hará llegar únicamente a quien le haya contratado el flete marítimo, independientemente de quien aparezca como shipper/cargador en la casilla correspondiente de este documento.

De una forma más clara sería:

Tú, exportador, contratas el transporte marítimo con una empresa transitaria, bien.

La empresa transitaria siguiendo tus instrucciones hará llegar éstas a quien deba emitir éste documento para que así lo haga constar en este, como quien debe aparecer como shipper, consignee, notify, descripción de la mercancía, flete pagado o debido, puerto de embarque y de llegada, etc., etc.

1.- Una vez zarpe el buque con la mercancía a bordo, nunca antes, hasta que el transitario no haga llegar el pago de los gastos y flete que correspondan a la operación, en la forma acordada, no le hará entrega del original del Bill of Lading. Cuando pague lo recibirá.

2.- El transitario a su vez, y una vez tenga en su poder el documento, no se lo hará llegar al exportador hasta que no reciba el pago, en las condiciones que se hubieran acordado, por sus servicios. Cuando el exportador pague recibirá los originales.

3.- El exportador una vez haya pagado y con el original del Bill of Lading en su poder tampoco hará llegar este documento al consignee, destinarlo, comprador, importador, como lo queramos llamar, hasta recibir el pago de la mercancía siguiendo las condiciones acordadas.

4.- Una vez que el consignee, destinatario, comprador, importador pague, entonce será cuando el exportador le envíe el Bill of Lading.

Y todo esto, por que cada una de las partes que hemos nombrado saben o deberían saber que hasta que nadie presente en destino bien, los 3 Bill of Lading originales que se emiten normalmente, o bien 1 original firmado y sellado por detrás, la mercancía no se entregará.

¿Y si sólo entrego un original firmado y sellado por detrás, que ocurre con los otros dos originales que se han emitido?

Simple y llanamente pierden todo su valor.

¿Y si he vendido bajo un crédito documentario?

Pues que respecto al punto 4 que hemos indicado, será el banco el que envié al banco de nuestro cliente en destino el conocimiento de embarque original, si corresponde.

El banco del destinatario en destino se lo hará llegar al destinatario, si corresponde también, para que éste y como hemos visto antes, bien presentando los 3 originales, o 1 firmado y sellado por detrás, le hagan entrega de la mercancía.

Además en la casilla del consignee/destinatario será el banco del importador, no el.

¿Qué puede hacer el consignee/importador cuando reciba los originales del Bill of Lading?

Por supuesto retirar la mercancía cuando llegue y venderla, instalarla, etc, etc.

Pero también puede:

Posibilidad de endoso (cesión a terceros en pago de deudas)

En este caso puede endosar el Bill of Lading a alguno de sus acreedores como pago de una deuda para que liquiden ésta con la mercancía que van a recibir y a retirar con este.

Para poder endosar el B/L, éste documento debe estar emitido en origen en la casilla del consignee como a la orden del receptor, to the order of consignee.

El endosante deberá hacer constar en el reverso del B/L bien su firma y sello (endoso en blanco), o indicar los datos identificativos del endosatario (endoso completo).

Posibilidad de negociación (consecución de anticipos)

El importador podría conseguir que una entidad financiera le anticipe las cantidades que supuestamente cobrará cuanto venda las que están por llegar.

Posibilidad de pignoración (consecución de préstamos)

El importador podría conseguir que una entidad financiera le prestase dinero, ofreciéndole como garantía las mercancías que aparecen reflejadas en el B/L.

Cláusulas de un Bill of Lading, características de éste para un crédito documentario, tipos del Bill of Lading, casillas del B/L, etc, en unos próximos posts.

¿Quieres recibirlos?  Debajo de este e-mail con tu nombre y e-mail puedes darte de alta en nuestra lista de correo.

Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.